Actualizado 23/09/2015 15:38 CET

Bruselas insta a líderes europeos a doblar medios y esfuerzo para frenar crisis refugiados

Propone crear un cuerpo europeo de fronteras y guardacostas y destinar otros 1.700 millones para responder a la crisis de refugiados

BRUSELAS, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha instado este miércoles a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE a doblar medios y esfuerzos para frenar la crisis de refugiados y ha planteado una serie de acciones prioritarias como creación de un cuerpo europeo de fronteras y guardacostas antes de finales de año y aumentar el presupuesto para responder a la crisis, incluido para las agencias europeas de control de fronteras externas y apoyo al asilo.

"Espero que haya (de los líderes esta noche) decisiones claras y que todo el mundo esta noche demuestre que está dispuesto a asumir su responsabilidad", ha confiado el vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans, en rueda de prensa para presentar el nuevo paquete de medidas.

El Ejecutivo comunitario ha propuesto destinar otros 1.700 millones de euros para responder a la crisis de refugiados, en concreto para mejorar las capacidades de recepción y ayuda para los refugiados fuera de la UE.

"Con este dinero estamos más que duplicando la financiación para hacer frente a los refugiados desde que comenzó. En ese momento teníamos 4.500 millones para 2015 y 2016. Con el dinero de hoy elevamos a 9.200 millones de euros" la financiación para responder a la crisis de refugiados, ha explicado la vicepresidenta de la Comisión y responsable de Presupuesto, Kristalina Georgieva, que ha admitido que Bruselas ha reorientado "cada euro posible" del presupuesto comunitario para responder a la crisis de refugiados.

MÁS PRESUPUESTO PARA AGENCIAS EUROPEAS

El Ejecutivo comunitario ha propuesto destinar 1,3 millones de euros adicionales para reclutar a 60 empleados para Frontex, 30 para la agencia europea de apoyo al asilo (EASO) y otros 30 para Europol, otros 600 millones para el presupuesto de las agencias en 2016 y otros 100 millones la financiación de emergencia para este año para apoyar a los Estados miembro más afectados por la crisis. Los fondos de emergencia se habían duplicado este año hasta los 73 millones, pero que ya se han agotado.

Timmermans ha subrayado que los equipos de expertos europeos conocidos como 'Hot Spots', que deben ayudar a los Estados miembro a registrar y seleccionar a los refugiados de los inmigrantes, "deben estar operativos los antes posible" y para ello los Estados miembro "deben garantizar una capacidad de recepción adecuada".

"Frontex, EASO y Europol necesitan más personal, proponemos aumentar su financiación. Los Estados miembro deberán garantizar el personal y equipos", ha dicho.

"Nuestro sistema común de asilo sólo puede funcionar si todo el mundo cumple las normas", ha avisado, para justificar los 40 nuevos expedientes sancionadores abiertos contra los Gobiernos europeos por no aplicar las normas de asilo. Bruselas presentará en 2016 una reforma del sistema de Dublín, que obliga a tramitar la petición de asilo en el primer país al que llega un refugiado.

El Ejecutivo comunitario presentará una propuesta en diciembre para crear un cuerpo europeo de guardacostas y fronteras, "un paso adelante ambicioso", ha explicado Timmermans, que también ha incidido en la intención de Bruselas de reforzar el mandato de Frontex "incluido en devoluciones" de inmigrantes y promover "la cooperación eficaz" con terceros países.

El comisario de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopolous, también ha agregado que los Estados miembro podrán recibir ayuda inmediata activando los equipos de Intervención Fronteriza Rápida en caso de experimentar una presión migratoria excepcional y el Mecanismo de Protección Civil europeo para movilizar ayuda de otros países.

"La solidaridad no puede quedarse en un eslogan", ha avisado Avramopoulos, que ha negado que los llamados 'Hot Spot' --centros para el registro y toma de huellas de los demandantes de asilo llegados a la UE-- sean centros de retención.

Avramopoulos ha explicado que los servicios de la Comisión trabajan en estrecha colaboración con Italia para que estos centros estén operativos lo antes posible, dado que son requisito previo para poner en marcha los programas de reubicación.

La Alta Representante de Política Exteriore de la UE, Federica Mogherini, también ha aplaudido que la aprobación del plan para reubicar a 120.000 demandantes de asilo "permite hoy concentrarnos en avanzar juntos, tanto a nivel interno como externo".

Pero ha pedido hacer clara diferencia entre el inmigrante con derecho a protección internacional y el que huye de su país por razones económicas. "Escapar de la guerra y escapar de la pobreza no es lo mismo", ha señalado la jefa de la diplomacia europea, que ha subrayado que el refugiado cuenta con un "estatus jurídico" que le garantiza el asilo y ha reclamado a los países que pongan más dinero para ayudar a los refugiados.

MÁS AYUDA A LOS REFUGIADOS

La Comisión Europea ha propuesto por su parte destinar otros 200 millones de euros para cubrir las necesidades del Alto Comisionado de Apoyo a los Refugiados de la ONU (ACNUR) y el Programa Mundial de Alimentos (PAM) y otros 300 millones la ayuda humanitaria para los refugiados en 2016.

También ha propuesto destinar otros 300 millones al Fondo Fiduciario Regional de la UE para ayudar a los refugiados sirios y los países vecinos que los acogen, con el objetivo de elevar la ayuda disponible hasta más de 500 millones, que el Ejecutivo comunitario confía en que "sea equiparado" por los Estados miembro para destinar al menos 1.000 millones de euros.

Bruselas ya anunció la creación de un nuevo Fondo Fiduciario para África con un capital inicial de 1.800 millones de euros para ayudar a hacer frente a la crisis de refugiados y está dispuesta a movilizar hasta 1.000 millones de euros para apoyar a Turquía y otros 17 millones para Serbia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia, los más afectados de los Balcanes occidentales por la crisis de refugiados.

En una rueda de prensa conjunta, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, han apoyado este paquete de nuevas medidas. "Hoy vamos incluso más lejos, espero que estas propuestas sean adoptadas por el Consejo europeo. Debo decir que es tiempo para la acción", ha expresado Juncker.