Bruselas prevé recortar en casi 146 millones las ayudas a la preadhesión para Turquía en 2020

Actualizado 16/07/2019 20:37:51 CET
Recep Tayyip Erdogan junto a la bandera de Turquía
Recep Tayyip Erdogan junto a la bandera de Turquía - REUTERS / OSMAN ORSAL - Archivo

BRUSELAS, 16 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea ha propuesto recortar en total cerca de 180 millones de euros las ayudas a la preadhesión a la UE en 2020 previstas para Turquía.

La Comisión Europea ha planteado un recorte en casi 145,8 millones de euros, mientras que los Veintiocho han pedido un recorte adicional de 31 millones este lunes, por lo que el recorte total de las ayudas para 2020 se elevará a 176,8 millones, según han precisado fuentes europeas a Europa Press.

Si los Veintiocho y la Eurocámara avalan finalmente los recortes propuestos en octubre, las ayudas a la preadhesión para Turquía se quedarán en 222.2 millones de euros para 2020, 134 millones de los cuáles se centrarán en apoyar la democracia, el Estado de Derechos y los derechos fundamentales en Turquía, apoyo a la sociedad civil y a la cooperación en inmigración.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea acordaron el lunes suspender los contactos de alto nivel con Turquía, así como las negociaciones del acuerdo de transporte aéreo bilateral, y reclamaron recortar las ayudas a la preadhesión para Turquía en 2020 en respuesta a sus exploraciones de gas y petróleo "ilegales" en aguas de la zona económica exclusiva de Chipre.

La UE redujo en 146,7 millones las ayudas a la preadhesión en 2019 para Turquía, dejándolas en 248,7 millones y en agosto de 2018 acordó recortar un 40 por ciento las ayudas para Turquía entre 2018 y 2020, equivalente a un recorte anual de 253 millones, mientras que las ayudas europeas en su conjunto para Turquía se redujeron a 3.500 millones frente a los 4.450 millones previstos inicialmente para Turquía entre 2018 y 2020.

Los Veintiocho también reclamaron este lunes que el Banco Europeo de Inversiones revise sus préstamos al país y pidieron a la Comisión y al servicio diplomático europeo seguir trabajando en opciones para posibles sanciones "dirigidas", en caso de ser necesarias, que afectarían a individuos o empresas responsables de las prospecciones.

La UE, que viene denunciando el retroceso democrático en Turquía a raíz de las medidas adoptadas para responder al intento de golpe de Estado de 2016 y la posterior reforma constitucional para otorgar plenos poderes al presidente, Recep Tayyip Erdogan, también ha aparcado las negociaciones con Ankara para modernizar la Unión Aduanera hasta ver mejoras democráticas.