Bruselas relanza los contactos con las capitales para "empezar de cero" a negociar la reforma de asilo

Publicado 02/12/2019 18:59:08CET
Banderas de la UE frente a la sede de la Comisión Europea.
Banderas de la UE frente a la sede de la Comisión Europea. - REUTERS / FRANCOIS LENOIR - Archivo

BRUSELAS, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El nuevo vicepresidente de la Comisión Europea responsable de migración, el griego Margaritis Schinas, ha anunciado este lunes que viajará el jueves a Atenas y el viernes a Ankara con el objetivo de "empezar de cero" en la reforma de la política de asilo europea, bloqueada desde la crisis de los refugiados de 2015 por las diferencias entre los gobiernos europeos sobre el nivel de acogida que debería asumir cada uno.

"Es el inicio de un nuevo ciclo político y no hay tiempo que perder, esta vez debemos hacerlo bien. Ha habido demasiadas divisiones entre nosotros durante demasiado tiempo", ha declarado Schinas a la prensa en Bruselas, al término de un Consejo de ministros de Interior de la UE.

El anterior Ejecutivo comunitario intentó sin éxito que los Veintiocho acordaran un mecanismo permanente para activar el reparto automático de cuotas de acogida de refugiados en momentos de crisis, pero el rechazo de países como Hungría a aceptar ningún grado de solidaridad frustraron los avances.

Los países en primera línea de la frontera exterior de la UE, como Grecia, Italia y España, exigen a sus socios una reforma que afiance el principio de solidaridad en las reglas de asilo (Reglamento de Dublín), para que dejen de ser los países de entrada los únicos encargados de procesar y asumir la acogida de los demandantes de asilo que llegan a suelo comunitario.

El ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho a su llegada a la reunión europea que el objetivo del bloque es hallar el punto de "confluencia entre socios" que permita una reforma basada en "los principios de responsabilidad y solidaridad".

"No se puede hacer recaer el conjunto de la responsabilidad en los países de primera entrada", ha apuntado Marlaska, quien ha aprovechado su viaje a Bruselas para reunirse de manera bilateral con Schinas y la comisaria de Interior, la sueca Ylva Johansson, en una primera toma de contacto tras la investidura de la nueva Comisión Europea.

Así las cosas, Schinas y Johansson tienen previsto iniciar esta semana una "gira de capitales" para "tender puentes" con los gobiernos y parlamentos nacionales que les permita recabar todas las ideas para diseñar el "nuevo pacto para el asilo y la migración" al que se ha comprometido la nueva presidenta de la CE, Ursula von der Leyen.

La primera parada será el jueves en Grecia, el país de la UE sometido a una mayor presión migratoria, y continuará el viernes con un país que no es Estado miembro pero que es clave en el control de las rutas irregulares: Turquía.

Schinas y Johansson no han dado más detalles sobre la agenda y calendario de sus trabajos para hallar una "zona de entendimiento", aunque han insistido en que sus propuestas se asentarán en los principios de responsabilidad y solidaridad.

"El pacto tendrá como base la solidaridad o no tendrá ningún sentido", ha asegurado Schinas, quien ha advertido de que el reto es diseñar una solución que haga sentir a todos los estados miembro que "son parte de la solución" y no que quedan de lado. "No podemos permitirnos un segundo fracaso en esto", ha zanjado el vicepresidente comunitario.

Contador