Actualizado 20/08/2015 20:45 CET

Londres contribuirá a la asistencia humanitaria de los inmigrantes varados en Calais

Inmigrantes en Calais, cerca de París, canal de la mancha
Foto: REUTERS

La ONU aplaude el plan conjunto pero pide "más opciones legales" para "la gente necesitada que llega a Europa"

CALAIS (FRANCIA), 20 (Reuters/EP)

Reino Unido contribuirá con 10 millones de euros a la asistencia humanitaria incrementada por parte de Francia y a la aceleración del proceso de asilo para los miles de inmigrantes acampados en Calais con la esperanza de cruzar el Canal, según han informado este jueves los dos países.

Las medidas, anunciadas por los titulares de Interior británico, Theresa May, y francés, Bernard Cazeneuve, durante una visita conjunta a la ciudad del norte de Francia, están acompañadas de medidas de seguridad más estrictas en torno al puerto y al túnel del Canal, así como de operaciones combinadas de la Policía contra los traficantes de personas.

"Nuestro enfoque conjunto se sustenta en asegurar la frontera, identificar y salvaguardar a los vulnerables, preservar el acceso al asilo a aquellos que lo necesitan y no dar cuartel a aquellos que no tienen ningún derecho de estar aquí o quienes infringen la ley", han señalado en una declaración conjunta.

Para Reino Unido y Francia, Calais es el foco de una crisis migratoria más amplia fomentada por el conflicto, la persecución y la pobreza que están empujando a cientos de miles de personas a huir de Siria, Libia, Sudán y otros países de Oriente Próximo y África.

Decenas de miles de inmigrantes están llegando a Italia y Grecia cada semana, y solo Alemania espera recibir este año la cifra récord de 800.000 personas, el cuádruple de lo que el Gobierno de Angela Merkel había previsto.

En Calais, unos 3.000 inmigrantes se agolpan en tiendas de campaña improvisadas y muchos de ellos aguardan a la noche para colarse en los camiones que cruzan el Eurotúnel o hacen a pie sus 50 kilómetros para intentar llegar a Reino Unido.

"Esto es una tragedia humana absoluta, con gente muriendo y gente en situaciones terribles", ha dicho esta semana el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius.

PAQUETE DE MEDIDAS

Londres y París han acordado aumentar la seguridad en Calais con más policías a cargo de un mando central que "frene a las organizaciones criminales que intentan traficar con personas en el norte de Francia y a través del Canal".

Además, las autoridades británicas aportarán 10 millones de euros a lo largo de los próximos cuatro años para mejorar la valla y las cámaras de vigilancia, así como otras medidas de seguridad, pero también para mejorar la asistencia humanitaria.

Ambos países pretenden también agilizar el proceso de solicitud de asilo para distinguir entre "los migrantes por razones económicas y las verdaderas víctimas de persecución", al tiempo que destinarán más recursos para "animar a los migrantes a irse voluntariamente".

BUENA ACOGIDA

La Comisión Europea ha respaldado las medidas anunciadas por los Gobiernos francés y británico para hacer frente al aumento de la presión migratoria en Calais al entender que "ayudarán a acelerar la tramitación de los demandantes de asilo y a garantizar la devolución rápida de los inmigrantes irregulares".

"Estas medidas contribuyen a alcanzar los objetivos de la Agenda Europea de Inmigración que presentó la Comisión (en mayo). Ponen en práctica el enfoque común acordado por el Consejo Europeo", han asegurado en un comunicado conjunto el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y el comisario del Interior, Dimitris Avramopolous, que han confirmado que visitarán Calais el próximo 31 de agosto para "ver la situación sobre el terreno".

En Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, también ha aplaudido el plan bilateral, "en particular los elementos humanitarios y de protección". "Para ser efectivos en la lucha contra los traficantes, debemos incrementar las opciones legales para la gente necesitada que llega a Europa", ha apuntado.