Actualizado 30/10/2007 19:32 CET

Camboya.- El primer ministro rompe con hija lesbiana pero pide a los camboyanos que acepten a los homosexuales

PHNOM PENH, 30 Oct. (EP/AP) -

El primer ministro de Camboya, Hun Sen, anunció hoy que ha roto relaciones con su hija adoptada a causa de sus prácticas de lesbianismo pero pidió a la población de su país que sea tolerante con los homosexuales.

"Mi hija adoptada es ahora una esposa, estoy muy decepcionado", declaró Hun Sen durante una ceremonia de graduación de estudiantes. La sociedad camboyana, como la de su vecina Tailandia, suele ser muy tolerante con la homosexualidad. En 2004, el entonces rey Norodom Sihanouk expresó su apoyo a los derechos de los homosexuales, incluido el de casarse.

Hun Sen admitió que tiene previsto presentar una denuncia por lo civil ante un tribunal para que su hija adoptada no pueda reclamar ningún derecho hereditario. "Nos preocupa que nos cause problemas", afirmó.

Pese a estas palabras, Hun Sen pidió a los padres y a la sociedad que no discriminen a los homosexuales. "La mayoría de ellos son buenas personas y no consumen alcohol ni drogas ni compiten en coches de carreras", como suelen hacer las pandillas juveniles.