Cameron dice que le partiría el corazón que Escocia se independizara y que quedaría fuera de la libra

Actualizado 05/07/2015 9:51:43 CET

Advierte que el referéndum no es como unas elecciones generales y se puede votar lo contrario 5 años después

EDIMBURGO, 10 Sep. (Reuters/EP) -

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado este miércoles que le partiría el corazón si los escoceses optaran por la independencia en el referéndum de la próxima semana y rompieran así la "familia" de Reino Unido.

En un discurso en el edificio Scottish Widows de Edimburgo, Cameron también ha advertido de que una unión monetaria con una Escocia independiente no funcionaría y ha dejado claro que si se produce la secesión, Reino Unido no compartirá la libra esterlina.

"Me partiría el corazón si esta familia de naciones (...) se rompiera", ha manifestado Cameron, incidiendo en que votar por la independencia va mucho más allá que mostrar insatisfacción con el actual Gobierno conservador.

"Creo que la gente puede sentir que esto es un poco como una elecciones generales, que uno puede tomar una decisión y cinco años después puede tomar otra si está cansado con los puñeteros 'tories', les da una patada y luego quizá se lo piensa de nuevo. Esto es totalmente diferente a unas elecciones generales: esta es una decisión no sobre los cinco próximos años sino una decisión sobre el próximo siglo".

Cameron, el viceprimer ministro, Nick Clegg, y el líder de los laboristas, Ed Miliband, decidieron ayer desplazarse hoy a Escocia para apoyar la campaña por el 'no' ante los últimos sondeos que muestran un repunte del 'sí' y una eventual victoria de la independencia en la consulta del 18 de septiembre.

Para leer más