Publicado 09/01/2022 19:28CET

La CEDEAO impone nuevas sanciones a los golpistas de Malí por la falta de avances democráticos

Gente en las calles de Bamako, en Malí
Gente en las calles de Bamako, en Malí - NICOLAS REMENE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Las autoridades golpistas ofrecieron reducir de cinco a cuatro años el proceso de transición en el país para evitar represalias

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) han aprobado este domingo un paquete de duras sanciones contra Malí en respuesta a la falta de avances democráticos tras el golpe de Estado del 24 de mayo. Las medidas incluyen un embargo comercial.

Los líderes de la CEDAO se han reunido en la capital de Ghana, Accra, y han respaldado las medidas aprobadas unas horas antes por la Unión Económica y Monetaria de África occidental (UEMOA) por la que se congelan los activos malienses dentro del área del Banco Central de los Estados del África Occidental (BCEAO).

Además, han anunciado el cierre de las fronteras entre Malí y los Estados miembro de la organización e imponer un embargo de mercancías que no afecta a suministros médicos y productos esenciales.

La CEDEAO también ha acordado retirar los embajadores en Malí de todos los países miembros, así como otras sanciones relacionadas con la ayuda financiera.

El organismo regional ya sancionó a Malí en noviembre de 2021 por esta demora en unos comicios previstos inicialmente a principios de ese año, antes del inicio de un periodo de convulsión que ha desembocado con el coronel Assimi Goita al frente de un proceso de transición que, según su calendario, podría durar un lustro.

Sin embargo, los cinco años planteados por los militares son exageradamente largos para la CEDEAO, que sospecha de los argumentos proporcionados por la junta. Los militares remiten a la persistente inseguridad en el país, plagado de violencia de todo tipo, y la necesidad de reformas constitucionales para garantizar la fiabilidad de los comicios.

El organismo sospecha no obstante que podría tratarse de una maniobra de consolidación en el poder y ha manifestado su rechazo a este plazo en varias ocasiones.

Por ello, antes de esta nueva reunión de la CEDEAO, y "con el fin de preservar el diálogo y la buena cooperación" con la organización, enviados malienses han presentado un nuevo calendario de transición sin fechas concretas, según revelaba este sábado el ministro de Exteriores maliense, Abdoulaye Diop, en comentarios recogidos por el portal de noticias Abamako.

En esa misma línea, este mismo domingo las autoridades golpistas de Malí han ofrecido a la CEDEAO reducir un año el periodo de transición democrática que propusieron inicialmente para evitar las sanciones. El presidente ghanés, Nana Akufo-Addo, ha explicado la propuesta al inicio de la cumbre.

El país ha sido escenario de tres golpes de estado desde 2012. El último de ellos ha consolidado en el poder al coronel Assimi Goita pero ello no ha acabado con la enorme inestabilidad en un lugar donde miles de fuerzas extranjeras, entre ellas francesas y alemanas, están involucradas en operaciones de paz.

Para complicar las cosas, el propio Gobierno en funciones ha admitido la presencia de instructores militares rusos en el país, bajo un mandato parecido al que otorgaron a la misión de entrenamiento de la Unión Europea, mientras varios países de la UE acusan a su vez a las autoridades malienses de contratar mercenarios del grupo ruso Wagner para potenciar la seguridad nacional.

Contador

Para leer más