La celebración de elecciones locales en Sri Lanka pende de un hilo tras el anuncio del organismo electoral

Archivo - Dos monjas en Colombo, Sri Lanka
Archivo - Dos monjas en Colombo, Sri Lanka - Pradeep Dambarage/ZUMA Press Wir / DPA - Archivo
Publicado: miércoles, 4 enero 2023 17:37

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La celebración de elecciones locales en Sri Lanka pende de un hilo después de que la Comisión Electoral haya anunciado la apertura del plazo de inscripción para los futuros candidatos mientras, al mismo tiempo, se tramita una petición en el Tribunal Supremo para anular esta decisión.

Tras la decisión de la Comisión de abrir una convocatoria para la presentación de candidatos a partir del 18 de enero, un coronel retirado ha pedido al Supremo ceilandés que anule dicha decisión debido a la crisis económica que enfrenta el país y alegando que la celebración de los comicios conduciría a un desastre mayor.

Asimismo, el peticionario ha alegado que la Comisión Electoral tendría que asignar al menos 10.000 millones de rupias para llevar a cabo las elecciones, según el presupuesto anual, tal y como ha recogido este miércoles el diario 'Daily Mirror'.

En el marco de toda esta confusión, los partidos de oposición, especialmente Samagi Jana Balawegaya, han acusado al Gobierno de retrasar las elecciones ante el temor de que el gobernante Sri Lanka Podujana Peramuna (SLPP) pierda apoyos, ya que controlan la mayoría de los gobiernos locales tras las elecciones de 2018.

"No hay necesidad de celebrar las elecciones de Gobierno local con prisa", ha defendido, por su parte, el secretario general del Partido Nacional Unido (UNP), Palitha Range Bandara, quien gobierna junto al SLPP de Ranil Wickremesinghe, según ha informado el diario 'Daily News'.

Wickremesinghe, quien fue designado presidente por el Parlamento el pasado 20 de julio tras la huida de Gotabaya Rajapaksa, ha dado cierta sensación de estabilidad al país después de abordar la escasez de agua y combustible, principales motivos por los que la población decidió ocupar las calles, aunque no ha logrado calmar las demandas sociales.