Actualizado 23/03/2007 21:02 CET

Chile.- Huelga de hambre en la primera cárcel concesionada de Santiago por sistema de visitas en locutorio

SANTIAGO, 23 Mar. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) - Una huelga de hambre indefinida iniciaron hoy 49 internos de la primera cárcel concesionada de la capital chilena, Santiago Uno, debido al rechazo de los reos al uso obligado de locutorios para recibir a sus visitas.

El penal, el más moderno de la ciudad, fue inaugurado el pasado enero por la presidenta Michelle Bachelet y cuenta con modernas instalaciones en siete hectáreas que permiten albergar a 2.600 condenados.

Este viernes, la policía de prisiones, Gendarmería, inició el diálogo con los reos en huelga, todos clasificados como de alta peligrosidad.

La medida de los locutorios, que impiden con un vidrio el contacto directo entre los presos y sus familiares, se tomó para impedir que las visitas entreguen elementos prohibidos a los internos.

Gendarmería explicó que las modernas instalaciones del penal Santiago Uno incluyen este tipo de medidas de seguridad para garantizar la seguridad y la normalidad del ambiente penitenciario.

La cárcel, que implicó una inversión de casi 31 millones de euros (unos 40 millones de dólares), y que fue construida mediante el sistema de concesión a privados, cuenta con sofisticados equipos de seguridad, que incluyen sistemas de detección con rayos X de alta resolución para detectar metales, drogas y explosivos.