Chile.- El Supremo Chileno ratifica por primera vez una cadenaperpetua por violaciones a los Derechos Humanos

Actualizado 28/08/2007 23:30:21 CET

SANTIAGO, 28 Ago. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El Tribunal Supremo de Chile ratificó, por primera vez en la historia judicial de este país, en un fallo inapelable, una condena a cadena perpetua en contra de un ex jefe de la represión de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) por violaciones a los Derechos Humanos cometidas en ese período.

Se trata del presidio de por vida que deberá cumplir el ex general del Ejército chileno Hugo Salas Wenzel, ex jefe de la Central Nacional de Inteligencia (CNI), organismo que sucedió a la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), en su calidad de autor de los asesinatos de 12 personas ocurridos entre el 16 y 17 de junio de 1987.

El hecho, que costó la vida a integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), fue conocido como 'Operación Albania' o 'Matanza de Corpus Christi' y se realizó como represalia del oficialismo al atentado que, en septiembre de 1986, había sufrido el ex dictador.

Los agentes de la CNI acribillaron a balazos a las 12 personas, todos menores de 30 años, y simularon un enfrentamiento, el que fuedesmentido por las pruebas presentadas por la defensa de las víctimas.

Salas Wenzel, quien había recibido esta condena en 2005 y a la cual había apelado, deberá ser trasladado en las próximas horas a un recinto militar.

El fallo del Supremo también aumentó en cinco años, a 20, la condena para el otro jefe de la CNI, el civil Álvaro Corvalán Castilla, y sentenció también a 10 años y un día; ocho años y un día; y cinco años y un día; respectivamente, a los ex agentes civiles Iván Quiroz, Emilio Neira Donoso y Miguel Morales Acevedo, y dictó otras penas de entre siete y tres años para los restantes implicados.

Asimismo, tal como figuraba en el fallo original, el Supremo mantuvo la decisión de absolver a otras 11 personas.