China advierte de "complejos cambios" en las relaciones con Taiwán en año electoral

Actualizado 31/12/2015 7:58:34 CET
Apretón de manos entre el chino Xi Jinping y el taiwanés Ma Ying Jeou
EDGAR SU / REUTERS

PEKÍN, 31 Dic. (Reuters/EP) -

El responsable chino de las relaciones con la autogobernada Taiwán, Zhang Zhijun, ha advertido este jueves de los "complejos cambios" que se acercan en las relaciones con la isla, en la que probablemente volverá la oposición proindependentista al poder en las elecciones que se celebran a mediados de enero.

Zhang, jefe del departamento de Asuntos de Taiwán, ha afirmado en su felicitación del nuevo año al pueblo taiwanés que 2016 estará marcado por "complejos cambios a lo largo del estrecho de Taiwán y por nuevos desafíos en las relaciones a ambos lados del estrecho".

"Sinceramente espero que las relaciones a lo largo del estrecho continúen su tendencia de desarrollo pacífico y que los resultados no se alejen de lo alcanzado hasta ahora", ha indicado Zhang en un comunicado difundido en la página web del departamento.

Asimismo, Zhang ha advertido a la población a ambos lados del estrecho para que esté en alerta y se oponga "a cualquier intento separatista proindependentista de separar Taiwán de China y de sabotear la paz y la estabilidad", ha añadido.

"Cuando se trata de la importante cuestión de salvaguardar la soberanía y la integridad territorial del país, nuestra voluntad es inquebrantable y firme como una roca", ha añadido.

El Partido Democrático Progresista, proindependentista, se prevé que sea el vencedor en las elecciones presidenciales que se celebran en enero. Pero China sostiene que nunca tolerará un Taiwán independiente.

Las relaciones entre ambos lados han mejorado rápidamente desde que Ma Ying Jeou se convirtió en presidente de Taiwán en 2008, y los dos territorios han firmado desde entonces varios acuerdos comerciales y de turismo.

Los nacionalistas, también conocidos como Kuomintang (KMT), se retiraron a Taiwán después de perder la guerra civil en 1949 contra los Comunistas, que ahora controlan Pekín. China nunca ha renunciado al uso de la fuerza para intentar recuperar lo que considera como una provincia rebelde bajo su control.

Para leer más