China.- China promete tratamiento gratis para todos los bebés enfermos por la leche adulterada

Actualizado 16/09/2008 12:08:05 CET

PEKÍN, 16 Sep. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

El Ministerio de Sanidad chino se ha comprometido a ofrecer asistencia médica gratuita para el más de un millar de bebés que han caído enfermos en el país tras beber leche maternizada adulterada con melamina.

La leche en polvo, de la marca Sanlu (líder en el sector en China), ha sido responsable hasta la fecha de la muerte de dos bebés y causado problemas renales de diversa consideración a otros 1.253. Pero es de esperar que ambas cifras sigan creciendo ante la falta de preparación del personal sanitario y las dificultades de diagnóstico que se están presentando por ello.

El ministro de Sanidad, Ma Xiaowei, ya ha pedido hoy a los hospitales que se concentren en la empresa y en la previsible avalancha en los centros de padres alarmados con sus pequeños.

"Los hospitales deberán hacer todo lo que esté en sus manos para dar respuesta al aumento de peticiones de diagnóstico y tratamiento, porque el número de padres que pueden llevar a sus hijos para hacerles un chequeo puede aumentar drásticamente en el futuro", declaró hoy Ma en una teleconferencia transmitida a departamentos de Salud y seguridad alimentaria de todo el país, según informa la agencia oficial Xinhua.

Según Ma, todos los bebés que fueron alimentados con la leche de Sanlu durante más de tres meses están sufriendo ahora cálculos renales y deben ser tratados con urgencia. El Ministerio también ha prometido crear un sistema específico en los próximos días para facilitar la comunicación y capacidad de respuesta entre los departamentos locales y las agencias nacionales.

Según Xinhua, Sanlu tuvo noticia de que su leche estaba siendo asociada a piedras renales en bebés el pasado marzo, pero no aplicó ninguna medida con la esperanza de que la noticia no saltara a los titulares.

Y, según ha denunciado el rotativo 'Nanfang Daily', la agencia china encargada de supervisar la seguridad alimentaria fue alertada, a través de su web, a finales de ese mismo mes, pero tampoco se tomaron medidas.

DENUNCIA DE NUEVA ZELANDA

La decisión de ordenar la retirada de la leche no habría llegado hasta que el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda contactó la semana pasada con las autoridades chinas, según manifestó ayer la ministra de Salud de este país, Helen Clark. El gigante neozelandés Fonterra es propietario en un 43 por ciento de Sanlu.

La melamina es un químico utilizado en la fabricación de plásticos y fertilizantes, y no es la primera vez que se utiliza en China en alimentación para falsear el contenido nutricional de los alimentos, ya que, al incrementar el contenido de nitrógeno del producto, los resultados de los tests muestran, equivocadamente, un alto contenido en proteínas.

Este químico fue, precisamente, el causante de la muerte de miles de perros y gatos en Estados Unidos hace más de un año, al introducirse en la comida para mascotas. Y, de acuerdo con un experto de la industria láctea citada por 'China Reform Daily', Li Zhiqi, su uso está muy extendido en el sector. "En cualquier momento de la cadena la gente puede añadir melamina para aumentar la calidad de la leche", señala Li.

El caso no es el primer escándalo alimentario que se produce en China en torno a la leche maternizada en polvo, ni tampoco en torno a Sanlu. En 2004, al menos 13 bebés fallecieron en la provincia de Anhui (este) después de haber bebido leche en polvo adulterada y otros 170 sufrieron macrocefalia y otros tipos de malformaciones por malnutrición.

La prensa hizo público un listado con las empresas que habían producido la leche de baja calidad y entre ellas se encontraba Sanlu, aunque posteriormente el Gobierno declaró que se había tratado de un error y que la calidad de la leche en polvo de esta compañía era incuestionable.

De momento, Sanlu, que inicialmente negó los hechos y relacionó el problema con productos con un falso etiquetado, ya ha pedido disculpas públicas. "El Grupo Sanlu manifesta su más sincera disculpa. Declaramos solemnemente que retiraremos toda la leche maternizada en polvo fabricada antes del 6 de agosto. Y en cuanto a la producida después de esa fecha, también la retiraremos si los consumidores tienen dudas", declaró desde Shijiazhuan, sede de la compañía (en la provincia norteña de Hebei), Zhang Zhenling, vicepresidente de Sanlu.

La policía de Hebei ha detenido de momento a 19 personas implicadas en el escándalo. Según las investigaciones previas, la adulteración se produjo en la leche adquirida por la compañía para elaborar la leche en polvo y no en las instalaciones de Sanlu.