Actualizado 17/12/2013 22:43 CET

China enviará una nueva sonda lunar en 2017 a la Luna

PEKÍN, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

China planea lanzar su segunda sonda lunar, la 'Chang'e-5', en 2017, según ha anunciado este lunes la Administración Estatal de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional, después de que este fin de semana la sonda 'Chang'e-3' lograra el primer aterrizaje con éxito de un vehículo chino en la Luna.

El portavoz de esta administración, Wu Zhijian, ha indicado en rueda de prensa celebrada en Pakín que el desarrollo de esta sonda está avanzando sin contratiempos, según informa la agencia oficial Xinhua.

La misión de la 'Chang'e-3' ha supuesto la terminación total de la segunda fase del programa lunar del país, que incluye la puesta en órbita, el alunizaje y el retorno a la Tierra. Según Wu, el programa lunar entrará en la próxima etapa de muestreo y retorno no tripulados, que incluirá las misiones 'Chang'e-5' y 'Chang'e-6'.

"La tercera fase del programa será más difícil, ya que se deben lograr muchos avances importantes en tecnologías clave como el despegue de la superficie lunar, la encapsulación de muestreos, el encuentro y acoplamiento en la órbita lunar y la reentrada a la Tierra a alta velocidad, que son todos nuevos para China", ha explicado Wu.

El portavoz ha precisado que como la sonda de apoyo de 'Chang'e-3', la 'Chang'e-4' será adaptada para verificar tecnologías para la 'Chang'e-5'. Las misiones 'Chang'e-1' y 'Chang'e-2' se llevaron a cabo en 2007 y 2010, respectivamente.

La segunda de ellas, lanzada el 1 de octubre de 2010, se dirige hacia el espacio profundo, está a unos 65 millones de kilómetros de la Tierra y es el primer asteroide artificial de China.

NUEVO PUNTO DE PARTIDA

"El término de la tercera fase no significará un fin del programa lunar del país", ha aclarado Wu, que ha precisado que "será un nuevo punto de partida". No obstante, ha indicado que todavía se están estudiando los planes siguientes para la exploración lunar después de que se haya completado la tercera fase.

En cuanto a la exploración del espacio profundo, los expertos se han puesto de acuerdo en algunos puntos y los científicos están estudiando y elaborando planes integrados, ha precisado.

La sonda lunar 'Chang'e-3' logró realizar con éxito un alunizaje suave en la noche del sábado pasado. El primer vehículo lunar del país, que estaba a bordo de la sonda lunar, se separó del módulo de descenso a primeras horas del domingo y los dos se fotografiaron de forma mutua en la superficie de la Luna el domingo por la noche.

En virtud del programa, China ha logrado avances en tecnologías claves, lo que ha permitido que la sonda lunar se posara sobre la luna y desplegara el vehículo lunar, ha subrayado Wu. "Hemos establecido unos cimientos sólidos para la futura exploración del espacio profundo", ha añadido.

POSIBLE COOPERACIÓN CON OTROS PAÍSES

En respuesta a preguntas sobre la colaboración con otros países en este terreno, Wu ha manifestado que China siempre mantiene una actitud positiva en materia de cooperación internacional en la exploración lunar. "Hemos tenido una muy buena cooperación con otros países y organizaciones internacionales en las misiones anteriores", ha afirmado.

Los datos reunidos a través de las sondas 'Chang'e-1' y 'Chang'e-2' están disponibles para los científicos de todo el mundo, ha recordado el portavoz.

China compartió la información recogida por la sonda 'Chang'e-1' con la Agencia Espacial Europea (ESA), y un centro de control aeroespacial de ésta y tres de sus estaciones de telemetría, telecomando y control tomaron parte en la misión 'Chang'e-3', ha precisado. "En la próxima fase del programa lunar habrá más cooperación internacional", ha adelantado.

"A pesar del progreso actual, China todavía se encuentra muy por detrás de los gigantes de la exploración espacial como Estados Unidos y Rusia en muchos aspectos", ha admitido Wu, destacando que el país debe "trabajar más duro y avanzar más rápido".

Para leer más