China: la norma que prohíbe importar petróleo iraní no es "constructiva"

Actualizado 26/01/2012 11:56:30 CET

China: la norma que prohíbe importar petróleo iraní no es "constructiva"

Es su tercer suministrador más importante

Actualizado 26/01/2012 11:56:30 CET
Plataforma De Petróleo En Irán
Foto: REUTERS

PEKÍN, 26 Ene. (Reuters/EP) -

   El Gobierno chino ha criticado este jueves a la Unión Europea por haber prohibido la importación de petróleo procedente de Irán, el tercer suministrador de crudo más importante para China, por considerar que no es una medida "constructiva".

   La UE acordó imponer esa medida, entre otras sanciones económicas, el lunes pasado, sumándose a Estados Unidos, que ya había impuesto una nueva ronda de sanciones para presionar a Teherán con el fin de que suspenda sus actividades nucleares, que las autoridades iraníes aseguran que son pacíficas.

   China, el segundo país del mundo que más petróleo consume, siempre se ha opuesto a la imposición unilateral de medidas punitivas contra el sector energético iraní y ha intentado reducir la tensión para evitar que el suministro se vea amenazado.

   A una pregunta sobre el embargo aprobado por la UE, el Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha contestado en un comunicado que "ejercer más presión e imponer sanciones no es un enfoque constructivo". "China espera que las partes implicadas opten por medidas que favorezcan la paz y la estabilidad en la región", ha añadido.

   China es el principal comprador de petróleo iraní y en 2011 importó un 30 por ciento más que el año anterior. Sin embargo, en enero y febrero redujo a la mitad el volumen de sus compras a causa de una disputa por las condiciones de pago.

   La semana pasada, el Gobierno chino insistió a una delegación iraní que estaba de visita en que la reanudación de las conversaciones sobre el programa nuclear es "una prioridad máxima". El primer ministro chino, Wen Jiabao, señaló durante una gira reciente por países árabes que se opone a que la República Islámica fabrique y posea armas atómicas y al mismo tiempo defendió el derecho de su país a comprar crudo iraní.