Actualizado 28/06/2007 19:57 CET

CIA.- Rumanía se retira de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa por la acusación de las cárceles de la CIA

ESTRASBURGO (FRANCIA), 28 Jun. (EP/AP) -

Los legisladores rumanos abandonaron hoy la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa hasta que el investigador suizo que sostiene que Bucarest albergó cárceles secretas de la CIA lo compruebe, informó la delegación a través de un comunicado.

"La delegación rumana del Parlamento ha decidido no tomar parte en las actividades de la Asamblea hasta que Dick Marty visite personalmente Rumanía para verificar la supuesta información y las pruebas que forman las bases para la acusación de que el país estuvo involucrado en albergar centros de detención secretos", según el documento.

El Consejo de Europa solicitó a Marty encabezar una investigación sobre las actividades de la CIA en el continente después de que salieran hace dos años los informes sobre la existencia de prisiones secretas, que violaban los estándares de Derechos Humanos de Europa.

La investigación terminó al inicio de junio y concluyó que la CIA tenía prisiones secretas en Rumanía y en Polonia para interrogar a presuntos terroristas después de los ataques del 11 de septiembre. El informe fue aprobado ayer por la Asamblea Parlamentaria, un cuerpo que comprende a legisladores de 47 Estados miembros y que se reúne cuatro veces al año para hablar sobre temas de Derechos Humanos y sobre las tendencias sociopolíticas en Europa.

Los parlamentarios rumanos y polacos criticaron ayer duramente a Marty durante un debate, alegando que había fallado en presentar una sola pieza de evidencia clara que respalde el informe, basado en información recopilada de fuentes anónimas de la CIA.

Los legisladores dijeron que estaban asombrados por la negación de Marty a aceptar las reiteradas invitaciones que le han hecho para visitar Rumanía y llevar a cabo visitas sobre el terreno al sitio en el que los informes afirman que se ubicaba la cárcel.

Marty viajó a Bucarest en 2005, al inicio de su investigación, pero rechazó invitaciones recientes por parte de las autoridades rumanas, alegando que no quería ser manipulado por ellas. Su asistente visitó Rumanía dos veces, dijo Mihaela Draghici, miembro de la delegación rumana a la Asamblea Parlamentaria.

El abandono rumano es un gesto simbólico, ya que la Asamblea no cuenta con poderes ejecutivos. "Hemos cooperado con el equipo del señor Marty, recibió toda la información que nos solicitó. Su asistente pude ver a todas las personas que quiso en Rumanía, no hubo restricciones", dijo Draghici, añadiendo que es la primera vez que una delegación se retira de la Asamblea.