El cierre parcial de la administración federal de EEUU afecta ya a la seguridad en los aeropuertos

Extranjeros en el aeropuerto de San Francisco
KATE MUNSCH / REUTERS - Archivo
Publicado 13/01/2019 22:38:42CET

WASHINGTON, 13 Ene. (Reuters/EP) -

El cierre parcial por falta de financiación de aproximadamente un 25 por ciento de las administraciones federales han comenzado a provocar un incremento de las ausencias no previstas del personal de los arcos y controles de seguridad. Este domingo suman ya 23 los días desde que comenzó el cierre parcial.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), responsable de estos controles de seguridad, ha registrado este domingo un incremento de las ausencias imprevistas de un 7,7 por ciento, muy por encima del 5,6 por ciento del sábado y más del doble del 3,2 por ciento de hace un año. La TSA ha asegurado este domingo en un comunicado que la seguridad no se ha visto afectada en los aeropuertos estadounidenses.

El personal de los arcos y controles de seguridad está entre los trabajadores federales con menor retribución. Cuando cocluya el cierre de la administración recibirán sus nóminas, pero hasta entonces podrían tener problemas para pagar sus facturas.

El Aeropuerto Internacional de Miami ha cerrado una de las terminales, la Terminal 3, por falta de personal de la TSA para los controles de seguridad, pero espera poder reabrirla el lunes.

Mientras, el senador republicano Lindsey Graham, considerado uno de los aliados políticos más cercanos del presidente Donald Trump, ha instado al inquilino de la Casa Blanca a considerar una reapertura temporal de la Administración para facilitar las negociaciones con la oposición del Partido Demócrata.

Graham, presidente del Comité Judicial del Senado, ha explicado que ha pedido a Trump que si finalmente no se consigue un acuerdo, Trump debería declarar la emergencia nacional para financiar así su muro, una iniciativa no compartida por otros republicanos.

"Antes de que se desenchufe de la opción legislativa, creo que estamos casi ahí, les pediría que abrieran el Gobierno por un corto periodo de tiempo, tres semanas más o menos, antes de desenchufarse para ver si podemos conseguir un acuerdo", ha declarado Graham en Fox News.

La administración pública funciona a medio gas desde el pasado 22 de diciembre porque el Congreso, tanto los demócratas como algunos republicanos, se negó a liberar 5.700 millones de dólares para construir el muro, haciendo naufragar así el acuerdo sobre el nuevo techo de gasto.

Contador