Clinton y Sanders se enfrentan en un debate marcado por la polémica filtración de datos

Publicado 20/12/2015 0:50:44CET
Democratic U.S. Presidential candidate Clinton shares a laugh with Sanders at th
JIM YOUNG / REUTERS

MANCHESTER, EEUU, 20 Dic. (Reuters/EP) -

Hillary Clinton, favorita para la nominación demócrata a las elecciones presidenciales en Estados Unidos, se enfrenta durante la noche del sábado --la madrugada del domingo, según el huso horario español-- a su rival Bernie Sanders en un debate que podría resultar combativo, en medio de las ásperas disputas entre los dos aspirantes por una filtración de datos de campaña.

La creciente tensión de cara al debate entre los candidatos a la Presidencia, que hasta ahora habían evitado las críticas mutuas, tiene lugar en un momento crucial para Sanders, que intenta terminar con la ventaja de Clinton en la carrera demócrata para llegar a la Casa Blanca en 2016, apenas seis semanas antes de que Iowa realice su primera votación por la nominación.

El viernes, Sanders presentó una demanda para obligar al Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) a restaurar el acceso a los datos de posibles votantes del partido, los cuales fueron bloqueados porque la campaña del aspirante tomó posesión de manera inapropiada de información electoral generada por el personal de Clinton.

Finalmente, la DNC y Sanders llegaron a un acuerdo sobre el acceso a esos archivos. El jefe de campaña de Sanders, Jeff Weaver, acusó a la DNC de proteger a Clinton, mientras que el jefe de campaña de la ex primera dama, Robby Mook, dijo que el personal de su rival robó partes de una "hoja de ruta estratégica" para impulsar la participación de los votantes en las primarias.

Los moderadores del debate, transmitido por ABC News, sin duda buscarán que los dos aspirantes a la presidencia retomen la disputa ante las cámaras, mientras que Sanders ya ha señalado que intentará avivar las discusiones con Clinton en asuntos de política exterior.

Se trata además del primer debate electoral que se celebra desde que tuvo lugar el tiroteo de San Bernardino, en California, y Sanders está ansioso por explotar sus diferencias con la ex secretaria de Estado en temas como su apoyo a una zona de exclusión aérea en Siria o su apoyo en 2011 por un cambio de régimen en Libia.

Para leer más