La coalición de Kabila asegura haber logrado una victoria "brillante" en las elecciones al Senado de RDC

Publicado 15/03/2019 20:45:24CET
REUTERS / KENNY KATOMBE - Archivo

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La coalición del expresidente de República Democrática del Congo (RDC) Joseph Kabila ha asegurado este viernes haber logrado una victoria "brillante" en las elecciones al Senado celebradas durante la jornada, lo que supondría un nuevo contrapeso al nuevo mandatario, Félix Tshisekedi.

El Frente Común para Congo (FCC) ha reivindicado su victoria en 24 de las 26 asambleas provinciales y ha resaltado que ello le permite mantenerse como "fuerza política preponderante" en la Asamblea Nacional, según ha informado el portal local de noticias Actualité.

Tshisekedi, hasta entonces líder opositor, se impuso en las presidenciales celebradas el 30 de diciembre de 2018, si bien el también opositor Martin Fayulu ha denunciado fraude y un acuerdo entre Tshisekedi y Kabila para repartirse el poder.

El FCC se hizo hecho con cerca del 70 por ciento de los escaños de la cámara baja del Parlamento y la inmensa mayoría de los escaños de las asambleas provinciales en unos comicios celebrados el mismo día que las presidenciales.

En esta ocasión, Felix Momat, un alto cargo de la coalición, ha manifestado que el FCC ha recabado 80 de los 108 escaños en el Senado --la Cámara Alta-- en las elecciones de este viernes, en las que sólo podían votar los miembros de las asambleas provinciales.

"Es otra demostración de que la mayoría parlamentaria pertenece realmente al FCC en ambas cámaras", ha argumentado, en declaraciones concedidas a la agencia de noticias Reuters.

Por su parte, Jean-Baudouin Mayo, de la coalición de Tshisekedi, ha reconocido que el FCC cuenta con una mayoría clara. Además de los 108 senadores, Kabila cuenta con un escaño de forma automática como expresidente.

De esta forma, el control total del Parlamento congoleño por parte de la formación de Kabila supone una nueva cortapisa para Tshisekedi y acentúa los temores de Fayulu y otros opositores acerca de un acuerdo para un reparto de poder.

Estas sospechas proceden fundamentalmente de los partidarios de Fayulu, que comparecía a los comicios como gran favorito de la oposición, y quien ha asegurado que el recuento fue manipulado.

Según sus propias estimaciones, él fue el verdadero ganador de los comicios y por amplia mayoría, con un 60 por ciento de los votos. Tanto Kabila como Tshisekedi han rechazado haber llegado a un acuerdo de tales características.