Actualizado 02/04/2008 16:56 CET

Colombia.- Cruz Roja atendió en 2007 a más de 60.000 desplazados, un 6% más que el año anterior

BOGOTA/GINEBRA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) denunció hoy que miles de colombianos se ven obligados a huir de sus hogares por enfrentamientos y las amenazas de muerte, y sólo en 2007 suministró víveres y enseres domésticos a más de 66.000 personas desplazadas, lo cual representa un aumento del 6% con respecto a 2006.

"Aunque en los últimos años los desplazamientos masivos han disminuido, el número de familias que abandonan sus hogares a raíz del conflicto ha aumentado considerablemente", afirmó Barbara Hintermann, jefa de la delegación del CICR en Colombia, durante la presentación en Bogotá del Informe Anual 2007.

"El constante flujo de familias que huyen de sus tierras y se instalan en las ciudades pasa casi desapercibido, y rara vez se habla públicamente sobre las dificultades por las que atraviesan aquellos que lo han perdido todo debido al conflicto armado", indicó Hintermann.

Esta crisis afecta muy particularmente a los niños ya que más de la mitad de las personas desplazadas que se beneficiaron del apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja el año pasado tenían menos de 18 años.

El 58% de los desplazados dijeron haber abandonado sus hogares tras recibir amenazas de muerte, y el 11% que se les había presionado para que cooperaran con portadores de armas. El 9% recibió amenazas de reclutamiento forzado en un grupo armado, y el 5% huyó a raíz de enfrentamientos armados registrados cerca de donde vivían.

En 2007, el CICR documentó unas 1.700 alegaciones de violaciones del derecho internacional humanitario, como ejecuciones sumarias, desapariciones forzadas y toma de rehenes. Además, ayudó a unas 2.500 personas que habían recibido amenazas a refugiarse en zonas más seguras, lo cual representa un aumento del 40% con respecto a 2006.

CICR trabaja en Colombia desde 1969, año en que comenzó a visitar a los detenidos en relación con el conflicto armado. Desde 1997 presta socorro a desplazados. Durante ese período, ha incrementado considerablemente su apoyo a los desplazados, establecido proyectos agrícolas, de abastecimiento de agua y saneamiento y facilitado con regularidad la liberación de rehenes.

El CICR también promueve la difusión del derecho internacional humanitario entre las autoridades políticas del país, en la sociedad civil y las universidades, así como entre todas las partes en el conflicto.