Colombia/Venezuela.- Un juez colombiano ordena detener a un diputado de izquierdas venezolano por sus vínculos con FARC

Actualizado 06/12/2009 23:33:04 CET

BOGOTÁ, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un juez colombiano ordenó este domingo la detención del diputado de izquierdas venezolano Tino Figueroa Salazar por sus presuntos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) después de que su nombre apareciera en los ordenadores del ex 'número dos' de la guerrilla Raúl Reyes, muerto en un bombardeo del Ejército colombiano contra una campamento de la guerrilla en Ecuador en marzo de 2008.

Se trata de la primera orden de captura dictada por las autoridades colombianas contra un ciudadano extranjero y fue emitida horas después de la puesta en libertad de Figueroa Salazar en Panamá, informaron los medios colombianos.

El diputado venezolano "es uno de los principales contactos de los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC en Venezuela", según fuentes judiciales citadas por el diario colombiano 'El Tiempo'.

Los correos electrónicos intervenidos al ex 'número dos' de la guerrilla llevan a inducir además que el venezolano no sólo mantenía "contactos políticos" con la guerrilla sino que éste ejercía "como intermediario en negocios de armas para la guerrilla", agregaron las fuentes.

Figueroa Salazar fue detenido esta semana en Panamá y puesto en libertad horas después, tras la intervención del Gobierno de Caracas, pero ahora, según las fuentes, deberá responder ante la justicia colombiana por presuntos delitos de apoyo a organización terrorista, concierto para delinquir con fines de secuestro, financiación de terrorismo y entrenamiento de grupos ilegales.

Asimismo, adelantaron que la Fiscalía colombiana tomará decidiones "en las próximas semanas" contra otros ciudadanos extranjeros por sus presuntos vínculos con la guerrilla, incluidos el político ecuatoriano Marcelo Larrea y la periodista y socióloga ecuatoriana María Augusta Calle.

Por su parte, Interpol ha emitido una orden de búsqueda contra el diputado venezolano aunque esta orden no permite su captura, según fuentes oficiales citadas por la emisora Caracol Radio.