Publicado 20/08/2015 22:27CET

Colombia y Venezuela pactan una reunión para rebajar la tensión tras el ataque fronterizo

BOGOTÁ, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, y Venezuela, Delcy Rodríguez, se reunirán el próximo 14 de septiembre para buscar soluciones a la inseguridad en la frontera común, donde se ha producido un ataque a militares venezolanos que ha provocado el cierre de la línea limítrofe durante 72 horas.

"Nos hemos puesto una fecha próxima para una reunión, posiblemente el 14 de septiembre, para tocar muchos de estos temas sensibles de la frontera y le reiteramos al Gobierno venezolano que en esto vamos a trabajar conjuntamente", ha dicho Holguín en declaraciones a la prensa.

La canciller colombiana se ha mostrado comprensiva ante la decisión del país vecino. "Es una medida soberana del Gobierno venezolano, no tiene que consultar la medida del cierre de su frontera" con Colombia, ha aclarado, según informa Caracol Radio.

No obstante, ha confiado en que Caracas revierta la medida una vez detenidos los responsables, para lo cual ambos países están trabajando conjuntamente. "Entendemos las 72 horas y esperaremos a ver qué decisión toman", ha indicado.

Maduro, por su parte, ha desoído el llamamiento del Gobierno colombiano a reabrir la frontera, esgrimiendo que la situación "es muy grave" porque "la peste militar" ha logrado entrar en Venezuela "traída por la derecha".

El líder 'chavista' se ha mostrado consciente de que algunos colombianos "vienen huyendo de la violencia, de la guerra, y buscando en Venezuela la protección social", pero ha recalcado que otros "han traído el fenómeno del tráfico de drogas".

"Un éxodo como este solo es comparado con lo que está pasando ahorita en África y Asia hacia Europa y sabemos que vienen huyendo del terrorismo, de la guerra, de la miseria", ha apuntado, en declaraciones recogidas por Noticias 24.

Maduro ha recordado que Venezuela "es un país del tercer mundo que también está intentando superar la pobreza", por lo que ha llegado "al punto límite del éxodo que puede aguantar". "Hay que hacer un plan especial humanitario y pido apoyo internacional", ha dicho.

SITUACIÓN EN LA FRONTERA

Al margen del fenómeno migratorio, el jefe de Estado venezolano ha ordenado "tomar medidas extraordinarias" que pasan, principalmente por mantener "al máximo nivel" la presencia policial y militar en la línea limítrofe.

También ha ordenado "extirpar la raíz criminal, encontrando a los asesinos y a todas las mafias que rodean a estos asesinos". "Estamos coordinando con el Gobierno de Colombia para buscarlos más allá de la frontera", ha revelado.

El cierre de los pasos fronterizos de San Antonio del Táchira y Ureña ha afectado a unos 200.000 colombianos, así como al tráfico comercial entre ambos países, de acuerdo con la Casa de Nariño.