Publicado 06/08/2021 12:56CET

Condenados a muerte seis miembros de un grupo paramilitar por la muerte de civiles durante una manifestación en Sudán

Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Sudán ha condenado a muerte a seis miembros del grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) por su papel en la muerte de manifestantes durante las protestas en junio de 2019 contra la crisis económica y los cortes de electricidad en el estado de Kordofán del Norte (centro).

Un total de seis estudiantes murieron tiroteados a manos de miembros de las RSF, encabezadas por el actual vicepresidente del Consejo Soberano de Transición, Mohamed Hamdan Dagalo, en el marco de las movilizaciones en Darfur. Un séptimo acusado ha sido a un correccional debido a que era menor de edad en el momento de los hechos.

La Fiscalía había imputado a los siete sospechosos por su papel en las muertes según un artículo del Código Penal que contempla la cadena de muerte por participar en asesinatos premeditados y crímenes contra la humanidad. En mayo fue sentenciado a muerte un oficial de las RSF por la muerte de otros manifestante, según el portal de noticias Sudan Tribune.

Los agentes de las RSF, una organización acusada de abusos contra la población civil, abrieron fuego de forma indiscriminada durante la protesta, en lo que pasó a ser conocido como la masacre de El Obeid, que desencadenó además una serie de movilizaciones a nivel nacional, también en la capital, Jartum.

Dagalo, conocido popularmente como 'Hemedti', lidera las RSF, acusadas de crímenes de guerra en la región de Darfur y de estar detrás de la violenta represión de manifestaciones prodemocráticas en el país, lo que ha dañado su imagen a nivel popular. 'Hemedti' afirmó en junio que se oponía a los planes para la integración de estas fuerzas en el Ejército.

Las RSF, fundadas en 2013 bajo mando de los Servicios de Inteligencia y Seguridad Nacional (NISS), han recibido numerosas críticas por parte de numerosas ONG debido a sus actuaciones, especialmente en el marco del conflicto en Darfur, donde llevaron a cabo dos campañas contra la insurgencia en 2014 y 2015.

El suceso tuvo lugar en el marco de una serie de protestas que se sucedieron en el país contra la crisis económica, a pesar del derrocamiento en abril de 2019 del entonces presidente, Omar Hasán al Bashir, en un golpe de Estado militar treas semanas de movilizaciones a nivel nacional.

Para leer más