El conductor turco del jefe del equipo de saudíes asegura que tras el asesinato de Jashogi estaban "alegres"

Manifestante con un cartel de Yamal Jashogi
REUTERS/OSMAN ORSAL
Publicado 27/10/2018 1:07:10CET

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conductor turco del jefe de los agentes saudíes sospechosos del asesinato del periodista saudí Yamal Jashogi ha asegurado este viernes que los agentes saudíes se mostraron "alegres" y que estaban bebiendo alcohol cuando volvían a casa, según ha informado el diario 'Hurriyet'.

El conductor fue contratado para trasladar a miembros del equipo saudí del aeropuerto a sus hoteles el pasado 2 de octubre, antes y después del asesinato de Jashogi.

"Nueve personas aterrizaron (en el aeropuerto de Estambul) y contrataron tres de nuestros vehículos. Querían que les llevara a su hotel y luego volver a las 8.00 para llevarles al consulado", ha afirmado el conductor en una entrevista a la emisora A Haber, según ha recogido el diario.

El conductor turco ha asegurado que vio a la novia del periodista, Hatice Cengiz, frente al consulado "porque esperó ahí durante mucho tiempo como yo". "Jashogi no salió y un miembro del grupo saudí me llamó dos horas después para decirme que fuéramos a su hotel", ha afirmado.

"Me preguntaron por un lugar para comer y les llevé a un restaurante. Estaban muy alegres. Fumaron y bebieron alcohol en el coche", ha añadido.

CRIMEN EN EL CONSULADO

Jashogi desapareció el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, a donde acudió para tramitar los papeles para casarse. En un principio, Riad aseguró que el periodista había abandonado la oficina consular sano y salvo, pero finalmente el pasado fin de semana reconoció que murió dentro.

De acuerdo con la primera versión de Arabia Saudí, Jashogi protagonizó una discusión con un grupo de agentes saudíes que derivó en una pelea en la que murió accidentalmente. El jueves, la Fiscalía saudí ha determinado que fue un crimen premeditado.

Una fuente del Gobierno de Riad ha contado a Reuters que los agentes saudíes llegaron a Estambul como parte de un plan gubernamental para convencer a los exiliados de que regresaran al país. Jashogi era uno de los que intentaban persuadir.

La oficina del fiscal de Estambul ha preparado una solicitud de extradición por parte de Arabia Saudí de los 18 sospechosos del asesinato de Jashogi, según ha anunciado este viernes el Ministerio de Justicia turco.

Según el Ministerio, los 18 sospechosos en relación con el asesinado del columnista del 'Washington Post' están acusado de "asesinato por premeditación, intención monstruosa o tortura".