El Consejo de Seguridad de la ONU estudia un borrador de una resolución sobre Georgia

Actualizado 19/08/2008 23:43:31 CET

El Consejo de Seguridad de la ONU estudia un borrador de una resolución sobre Georgia

Conflicto en Osetia del Sur


NUEVA YORK, 20 (Reuters/EP)

   El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió ayer para estudiar un borrador de una resolución sobre Georgia, elaborado por los países occidentales, que urge a Rusia a replegar sus tropas hasta sus posiciones anteriores al reciente conflicto, según el texto, al que ayer tuvo acceso Reuters.

   Dicho borrador, que fue entregado a los miembros del Consejo de Seguridad poco antes de que estos comenzaran una reunión a puerta cerrada sobre Georgia, también insta a las fuerzas de Georgia a volver a sus bases habituales y exige el cumplimiento del alto el fuego suscrito por ambos países.

   Diplomáticos occidentales manifestaron que esperan que Rusia, que cuenta con poder de veto en el Consejo, y posiblemente otros países de los 15 que integran el organismo rechacen el borrador.

   El documento incluye una referencia a la "integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente", referencia a la que probablemente se opondrá Rusia.

   A las consultas que el Consejo de Seguridad mantuvo a puerta cerrada siguió una reunión formal en la que está previsto que el Consejo sea informado de la situación en Georgia por responsables de Naciones Unidas.

   Los diplomáticos occidentales consideraron poco probable que se celebre hoy una votación.

   El nuevo borrador sustituye a un texto más largo que habría respaldado el plan de paz auspiciado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y firmado por Georgia y Rusia.

   La crisis estalló después de que Georgia enviara a su Ejército a la región secesionista de Osetia del Sur, respaldada por Moscú, para recuperar el control sobre ella entre los pasados días 7 y 8 de agosto, ante lo que Rusia lanzó una respuesta aplastante.

   Algunos tanques rusos y vehículos blindados abandonaron hoy la ciudad georgiana de Gori, pero la OTAN dijo que congelará sus contactos con Moscú hasta que las fuerzas rusas se hayan retirado de la nación del Mar Negro.

   Por su parte, el Kremlin aseguró que las tropas rusas se replegarán a sus posiciones previas al conflicto antes del 22 de agosto.