La cooperante británica Zaghari-Ratcliffe encarcelada en Irán es trasladada de nuevo a la prisión de Evin

Publicado 22/07/2019 23:30:10CET
Richard Ratcliffe, marido de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, durante la huelga de hambre que realizó ante la Embajada de Irán en Londres
Richard Ratcliffe, marido de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, durante la huelga de hambre que realizó ante la Embajada de Irán en LondresJonathan Brady/PA Wire/dpa

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La cooperante británico-iraní Nazani Zaghari-Ratcliffe, detenida en Irán desde 2016 y condenada por supuesto espionaje, ha sido llevada de vuelta a una cárcel de Teherán tras varios días en la sección psiquiátrica de un hospital de la capital iraní.

Richard Ratcliffe, esposo de la cooperante, ha dicho que la mujer estuvo esposada a una cama y en aislamiento durante estos días, en una situación que ella misma ha descrito como "tortura".

El marido ha hablado con ella durante el domingo y el lunes y ha asegurado que Zaghari-Ratcliffe estaba "aliviada" por haber vuelto a la cárcel, según ha informado el diario británico 'The Independent'.

Así, ha relatado que su esposa le ha dicho: "Hicieron todo lo que pudieron: esposas en las manos y los tobillos, en una habitación de dos por tres metros y cortinas espesas, con la puerta cerrada todo el tiempo".

"No se me permitía salir de la habitación, ya que estaba esposada a la cama. Fue tortura. Fue duro", ha manifestado la mujer, según el relato de Richard Ratcliffe, quien ha señalado que su esposa ha dicho que la experiencia ha sido "realmente traumática".

Por su parte, el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, ha descrito la vuelta de la mujer a prisión como "un signo positivo", antes de resaltar que el hecho de que haya estado una semana sin acceso a su familia "es totalmente inaceptable", tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Zaghari-Ratcliffe fue detenida en abril de 2016 en un aeropuerto de Teherán cuando se disponía a coger un vuelo para volver a Reino Unido con su hija tras una visita familiar. Fue condenada a cinco años de prisión tras ser declarada culpable de conspirar para derrocar a la clase gobernante de la República Islámica.

Su familia y Thomson Reuters Foundation, una organización benéfica que trabaja de forma independiente con respecto a Thomson Reuters y la agencia de noticias Reuters, niegan los cargos que se le imputan y defienden su inocencia.

En junio, Zaghari-Ratcliffe y su marido pusieron fin a una huelga de hambre que mantuvieron durante dos semanas para exigir su liberación y alertar sobre el caso.

Ese mismo mes, un portavoz del Ministerio de Exteriores iraní aseguró que Zaghari-Ratcliffe cumplirá toda su condena, descartando así los llamamientos para su liberación antes de la visita de un responsable del Ministerio de Exteriores británico a Teherán.

Contador

Para leer más