Actualizado 05/02/2007 14:43 CET

Corea.- El negociador estadounidense afirma que Corea del Norte "debe salir del negocio nuclear"

TOKIO, 5 Feb. (EP/AP) -

El representante de Estados Unidos en las negociaciones a seis sobre la desnuclearización de la Península de Corea, Chirstopher Hill, afirmó hoy que Pyongyang debe abandonar su programa nuclear. Hill, sin embargo, no quiso comentar la propuesta norcoreana de detener la actividad nuclear de su reactor más importante, el de Yongbyon, y aceptar inspecciones de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) a cambio de 500.000 toneladas de crudo anuales.

Hill aseguró que cree que Corea del Norte "está preparada para negociar". "Para nosotros, lo más importante es la aplicación completa del acuerdo de septiembre" de 2005, en referencia al pacto por el que Pyongyang renunciaría a su programa nuclear a cambio de ayuda y garantías para su seguridad.

"Durante meses y meses hemos estado hablando sobre algo que sólo existe sobre el papel. Lo que queremos de (las conversaciones de) Beijing es comprobar si este acuerdo puede ser aplicado de forma concreta", afirmó.

"Por supuesto, está previsto que haya algún tipo de ayuda económica o energética, pero el objetivo es que los norcoreanos cesen la actividad de este terrible reactor nuclear", subrayó. Para Hill, Corea del Norte "vendrá dispuesta a negociar" tras más de un año de parálisis de las conversaciones.

El negociador estadounidense, quien también es el subsecretario de Estado norteamericano para Asia oriental y el Pacífico, se encuentra en Seúl y está previsto que se reúna con representantes japoneses antes de partir hacia Beijing el miércoles. El jueves comenzará en la capital china una nueva ronda de negociaciones con representantes de Corea del Norte, Corea del Sur, Japón, Rusia, China y Estados Unidos.

Mientras, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, afirmó hoy que su país no se plantea enviar ayuda energética a Corea del Norte a menos que Pyongyang aclare su relación con los secuestros de japoneses.

Corea del Norte afirma que ya ha devuelto a todos los japoneses que secuestró para, supuestamente, entrenar a sus agentes secretos en la lengua y la cultura niponas, pero Tokio cree que aún permanecen algunos en Corea del Norte contra su voluntad. "Japón no ofrecerá nada hasta que Corea del Norte actúe con sinceridad en la cuestión de los secuestros", declaró.