Corea del Norte considera una amenaza la adquisición de cazas F-35 por parte de Corea del Sur

Publicado 01/10/2019 5:33:10CET

SEÚL, 1 Oct. (Reuters/EP) -

Corea del Norte ha criticado la adquisición de cazas F-35 por parte de Corea del Sur, en un intento del presidente surcoreano, Moon Jae In, por disipar las preocupaciones de que su política de compromiso con Corea del Norte debilitarían el compromiso de defensa del Sur.

En un evento para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas, Moon ha afirmado que cazas surcoreanos realizaron vuelos de patrulla en alta mar, incluso sobre islas en el centro de una amarga disputa territorial con Japón.

Corea del Norte también ha criticado los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur con el Ejército de Estados Unidos, que afirma que le obliga a desarrollar nuevos misiles de corto alcance.

Moon ha apoyado el diálogo para terminar con los programas de misiles balísticos y nucleares de Corea del Norte, instando a que las negociaciones a nivel de trabajo entre Corea del Norte y Estados Unidos se celebren pronto. Hasta el momento no se ha fijado fecha ni ubicación.

Durante el Día de las Fuerzas Armadas, Moon no ha mencionado a Corea del Norte ni a Japón, pero ha afirmado que el clima de inseguridad actual es muy impredecible y que requiere innovación.

"Como el reciente ataque con aviones no tripulados en la región de Oriente Próximo demostró al mundo, los desafíos a los que no enfrentaremos serán completamente diferentes a los del pasado", ha indicado en un discurso al Ejército. "La guerra del futuro será una lucha de la ciencia y la inteligencia contra todos los elementos que amenazan la seguridad y la propiedad de nuestra gente", ha aseverado.

Las negociaciones destinadas a desmantelar los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte se han estancado desde una segunda cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, que se celebró en febrero.

Corea del Norte culpó a Estados Unidos este lunes por no haber reiniciado las conversaciones y el embajador de Pyongyang ante Naciones Unidas, Kim Song, afirmó que era hora de que Washington proponga conversaciones para demostrar que había adoptado un nuevo "método de cálculo".

Contador