Actualizado 10/11/2007 19:57 CET

Crónica Eslovenia.- Los eslovenos eligen mañana a su nuevo presidente con Danilo Tuerk como favorito en las encuestas

La izquierda se perfila como virtual vencedora de las elecciones presidenciales

LJUBLIANA, 10 Nov. (EP/AP) -

Los eslovenos eligen el domingo a su nuevo presidente en una segunda vuelta dominada por la tradicional batalla entre la izquierda y la derecha, aunque paradójicamente los dos candidatos, el ex primer ministro Lojze Peterle y el diplomático Danilo Tuerk --éste claro favorito-- se presentan como independientes, aunque respaldados por el centro derecha y la oposición izquierdista, respectivamente.

"La derecha y los votantes orientados tradicionalmente hacia este ámbito político votarán por Peterle. Por Turk, votarán izquierdistas y liberales", explico el analista político Vlado Miheljak al diario político 'Dnevnik'.

Sin embargo, no parece que ninguno de los dos candidatos vayan a alterar las buenas relaciones entre Eslovenia, Europa y Washington. El país balcánico se adhirió a la UE y a la OTAN en 2004, y asumirá la presidencia de la Unión el próximo 1 de enero.

Los colegios electorales abren a las las 7.00, hora española. El ganador de las elecciones reemplazará en el cargo al presidente Janez Drovsek, que decidió no presentarse a una segunda legislatura tras permanecer durante 15 años en la cumbre: primero como primer ministro (1992-2002), y después como presidente.

Las recientes encuestas conceden a Tuerk una gran distancia por delante de su rival, con entre un 67-68 por ciento de los votos. Este resultado sería bastante dañino para el actual primer ministro, Janez Jansa, cuyo Gobierno ha experimentado un reciente bajón de popularidad por la última 'ofensiva' de la izquierda en el panorama político esloveno. Así, una predecible victoria de Tuerk daría fuerzas renovadas a la oposición antes de las elecciones parlamentarias, previstas para el año que viene.

El diario esloveno 'Daily Finance' describió, en su editorial de este fin de semana, estos comicios como "unas parlamentarias anticipadas", en las que el "voto por Tuerk es, en realidad, un voto contra Jansa". Por su parte Peterle, destinado ahora en el Parlamento europeo, ha prometido cimentar "vínculos de cooperación" con Jansa.

Peterle, de 59 años, fue el candidato favorito en la primera vuelta de las elecciones, en las que resultó uno de los grandes perdedores, al obtener sólo el 28,7 por ciento de los votos, lejos del 50 por ciento necesario para conseguir la victoria sin necesidad de recurrir a una segunda vuelta. Tuerk sólo quedó cuatro puntos por detrás.

PERFILES

Danilo Tuerk podría beneficiarse de los votos destinados al candidato de la izquierda en la primera vuelta, Mitja Gaspari, que concluyó en tercer lugar con un 24 por ciento de los votos, lo que le descartó para una segunda ronda.

Tuerk, de 55 años, se ha pasado la mayor parte de su carrera política en el extranjero. Desde 1992 hasta 2000, fue embajador de Eslovenia en Naciones Unidas, para después convertirse en ayudante del entonces secretario general, Kofi Annan. En 2005 regresó a su país y desde entonces es vicedecano de la Universidad de Derecho de Ljubliana.

"Tras trece años de carrera internacional,he conseguido la mayor parte de mis objetivos: he demostrado que no sólo termino las cosas que hago, sino que las hago de maravilla", escribió Tuerk en su página web.

Por su parte, Peterle fue el primer político que ostentó el cargo de primer ministro tras la independencia desde 1990 hasta 1992, después de la celebración de los primeros comicios multipartitos en el país, presentándose bajo la coalición liderada por el Partido Democristiano. En 1993 y 1994 --y durante un breve período en el 2000--, ejerció como ministro de Exteriores.

Durante la campaña, Peterle ha jugado la carta patriótica, enfatizando su papel en el proceso de independencia, y ha cuestionado las 'credenciales patrióticas' de sus rivales insistiendo en que es el candidato idóneo para la presidencia por su habilidad tanto en los asuntos domésticos y de política exterior.

CONFLICTO

De momento, Drovsek no se ha alineado con ninguno de los candidatos y a sus 57 años, ha pasado de ser un duro político a un gurú estilo 'New Age' desde que fue diagnosticado de un cáncer hace unos pocos años, elogiando las virtudes del género humano, la vida en comunión con la naturaleza y la lucha contra la guerra y la pobreza. Ha preferido obviar el último encontronazo entre Tuerk y Peterle.

Y es que el último debate entre ambos candidatos fue bastante tenso. Peterle afirmó "no haber visto a Tuerk durante el proceso que llevó a la independencia del país", e incluso dudó de la voluntad de su rival a la hora de confirmar el estatus político actual del país.

Tuerk se apresuró a negar tajantemente las acusaciones, que medios locales criticaron como una campaña de desprestigio".