Crónica Guatemala.- Alvaro Colom y Otto Pérez Molina se enfrentarán en una segunda vuelta el próximo 4 de noviembre

Actualizado 10/09/2007 22:41:51 CET

El ex dictador Ríos Montt será nuevamente diputado y evade así la acción de la Justicia española

CIUDAD DE GUATEMALA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El candidato del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Alvaro Colom, y el aspirante del Partido Patriota (PP), Otto Pérez Molina, se enfrentarán el próximo 4 de noviembre en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas ayer en Guatemala. Con casi todos los votos excrutados, el socialdemócrata obtuvo 28,36% votos, mientras que el conservador se quedó con 23,73%.

En tercer lugar se encuentra el candidato del oficialista Gran Alianza Nacional, Alejandro Giammattei, con el 17,12% de los votos, seguido por el aspirante del partido Casa, Eduardo Suger, con el 7,31%. Muy por detrás, en sexto lugar, se sitúa la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, con el 3,05%.

Ésta no quiso hablar con los periodistas sobre los resultados de las elecciones. "Ya hablé suficiente durante la campaña, y no volveré a hacerlo hasta el 2011, cuando competiré nuevamente por la Presidencia", indicó, citada por el diario guatemalteco 'Prensa Libre'.

El que tampoco quiso hablar fue el presidente de Frente Republicano Guatemalteco (FRG), Luis Rabbé, quien no contestó a llamadas de la prensa para conocer su oponión de los resultados, después de que su partido se situará en quinto lugar. Además, la sede del partido permaneció cerrada desde anoche.

Para Pérez, los resultados empujan a su partido a continuar trabajando. "Era lo que esperábamos, dos puntos arriba o abajo. Está dentro de nuestros objetivos y nos alienta a trabajar en la segunda vuelta", aseguró el ex general a los periodistas.

Por su parte, Colom consideró que su ventaja podría crecer. "La proporción del resultado es aún muy alto para la capital y bajo en áreas rurales donde la UNE es fuerte", dijo sobre su partido Unidad Nacional de la Esperanza, de centro-izquierda.

Por su parte, el candidato que acabó en cuarto puesto, Suger opinó que la falta de recursos para su campaña fue un obstáculo para conseguir más sufragios. "Con el 25 por ciento de lo gastado por los partidos que quedaron en los primeros lugares, nosotros habríamos tenido mejores resultados", aseguró, durante al citado diario. "Hace falta democratizar el proceso electoral. El Gobierno debería asignar los recursos a los partidos, para que todos tengan iguales condiciones para competir", incidió.

RIOS MONTT, DIPUTADO

Sin duda, otro de los protagonistas de la jornada electoral fue el ex dictador Efraín Ríos Montt, quien logró un escaño como diputado por su partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG), logrando así la inmunidad legislativa que buscaba para evadir la acción de la justicia española, que quiere juzgarle por el genocidio maya.

Y es que a falta de conocerse los resultados finales, Ríos Montt tiene asegurado su escaño porque encabeza las listas para diputado nacional por el FRG, segunda fuerza en el Congreso de la República. En el pasado ya tuvo un escaño hasta 2003, cuando renunció para postularse a la Presidencia en las elecciones de ese año, donde salió tercero.

Los miembros del Congreso de la República en Guatemala disfrutan de inmunidad a no ser que sean suspendidos por un tribunal. En la actualidad pesa una orden de búsqueda y captura contra el ex dictador y otros altos cargos cursada por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz para juzgarlo por genocidio y torturas.

Su mandato es considerado el más sangriento de todos los que se sucedieron durante la cruenta guerra civil de 36 años (1960-1996) que asoló este país centroamericano, que provocó al menos 200.000 muertos y 40.000 desaparecidos, y que concluyó con la firma de los Acuerdos de Paz hace once años.

Según datos de la Comisión Especial de la ONU, el Ejército fue responsable de 626 masacres de civiles. Fue la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú quien lo denunció ante la Audiencia Nacional porque su padre fue una de las 37 personas asesinadas en 1980 durante el asalto a la Embajada de España en Guatemala.

INCIDENTES AISLADOS

A pesar de los disturbios y problemas registrados en distintos centros de votación del país, la jornada electoral se desarrolló en un ambiente "pacífico" y "superó todas las expectativas", según la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos, los observadores de la Unión Europea y Mirador Electoral.

"No quiere decir que no hubo incidentes, pero fueron menores", señaló el jefe de la misión de Observación Electoral de OEA, Diego García-Sayán. Se refería principalmente a los disturbios en El Cerinal, Santa Rosa, donde una turba ingresó a un centro de votación y quemó las papeletas.

Durante todo el día se dieron diversos incidentes en varios puntos del país. En un centro de Quiché los electores se quejaron de que las papeletas no alcanzaron. En Totonicapán denunciaron que el FRG compró votos por 100 quetzales y en Puerto Barrios, a 20 minutos de que cerrara el plazo para votar, se supo que al menos 50 empadronados no votaron porque sus documentos no coincidían con el padrón.

Por su parte, Wolfang Kreissl, jefe de la misión europea, resaltó que los comicios se desarrollaron "sin gran derramamiento de sangre" y el clima que sus 110 observadores percibieron fue "muy bueno y superó todas las expectativas".

Gustavo Berganza, miembro de Mirador Electoral, señaló que los incidentes registrados fueron focalizados y que no sucedió nada "terrible y conflictivo". "Afortunadamente no pasó nada de lo catastrófico que se había anunciado", comentó, tras advertir de que la mayoría de conflictos surgen por la competencia de las alcaldías y que era ahí donde se debería tener la vista puesta.