Crónica Líbano.- El Ejército libanés logra hacerse con el control de Nahr el Bared

Actualizado 02/09/2007 21:41:37 CET

La ofensiva final del Ejército concluye con 39 milicianos muertos y 20 capturados cuando intentaban huir

BEIRUT, 2 Sep. (EP/AP) -

Las fuerzas de seguridad libanesas anunciaron que han terminado con la resistencia de los milicianos de Al Fatá al Islam en el campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared horas después de que una importante ofensiva se saldara con 39 milicianos muertos. El ataque de hoy puso fin a tres meses y medio de asedio contra Nahr el Bared, tomado por esta organización afín a la ideología de Al Qaeda.

Horas después de que el Ejército matara a 39 milicianos y capturara por lo menos a otros 15 que intentaban romper el cerco del campamento, las fuerzas de seguridad anunciaron que controlan ya el recinto. Los soldados libaneses encontraron a cinco milicianos heridos tras entrar en los últimos reductos hasta ahora controlados por Al Fatá al Islam.

Al conocerse la noticia, los habitantes de las aldeas vecinas comenzaron a efectuar disparos al aire para celebrarlo y decenas de residentes se lanzaron a las calles de Mohammara agitando banderas libanesas y haciendo sonar las bocinas de sus vehículos al pasar los camiones cargados de soldados que hacían con sus dedos el signo de la victoria. También hubo celebraciones en las calles de otras ciudades libanesas.

El Ejército, sin embargo no parecía dispuesto a anunciar oficialmente su victoria y el último comunicado oficial es el que informa de la muerte de cinco soldados durante los últimos combates. Tres soldados murieron hoy domingo y otros dos el sábado, con lo que ya suman 158 los militares muertos en el conflicto.

Quien sí proclamó la victoria sobre los islamistas de Al Fatá al Islam fue el primer ministro, Fuad Siniora, que felicitó al Ejército por la "gran victoria nacional" sobre los "terroristas".

El campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared, situado cerca de la ciudad de Trípoli, en el norte de Líbano, ha quedado destruido por los tres meses y medio de duros combates e intensos bombardeos que comenzaran el pasado 20 de mayo.

OFENSIVA FINAL

La ofensiva definitiva del Ejército comenzó hoy domingo al amanecer y los combates se prolongaron hasta la tarde. Las fuerzas libanesas combatían contra milicianos de Al Fatá al Islam en edificios, explanadas y carreteras del campamento de Nahr el Bared, según informaron los vecinos de la zona y los canales de televisión locales.

En un comunicado, los militares explicaron que atacaron los bastiones de los combatientes de Al Fatá al Islam en Nahr el Bared y "persiguieron a los fugitivos fuera del campamento". Añadieron que los milicianos realizaron un "intento desesperado por huir". En este sentido, el Ejército pidió a los ciudadanos que informen a la patrulla militar más próxima de cualquier presunto miliciano en su zona.

Ante el ataque del Ejército, un grupo de milicianos de Al Fatá al Islam logró escabullirse por un túnel subterráneo hasta la zona de Nahr el Bared controlada por los militares libaneses y atacó a las tropas desplegadas en la zona.

La televisión estatal libanesa informó de que los combatientes islamistas recibieron apoyo de milicianos que llegaron hasta las inmediaciones de Nahr el Bared en vehículos civiles para atacar las posiciones del Ejército que rodeaban el campamento.

El Ejército respondió con el despliegue de tropas adicionales, vuelos de reconocimiento con helicópteros y con el bloqueo de la carretera que conduce hacia Siria para impedir la huida de milicianos.

A primera hora de la tarde se dirigieron hacia el campamento siete ambulancias militares y de la Cruz Roja libanesa, pero no se sabe si fueron convocadas para atender a soldados libaneses o a milicianos islamistas.

Antes de la ofensiva de hoy había 70 combatientes de Al Fatá al Islam en el interior del campamento, según informaron fuentes oficiales libanesas. Cuando estallaron los combates, hace más de tres meses, se estimaba que había 360 milicianos en este campamento de refugiados.

SINIORA PROCLAMA LA VICTORIA

El primer ministro libanés, Fuad Siniora, proclamó la victoria del Ejército libanés sobre los "terroristas" de Al Fatá al Islam. "Es una gran victoria nacional sobre los terroristas de Nahr el Bared", afirmó Siniora.

"Es un gran éxito el que ha logrado el Ejército libanés sobre los terroristas, quienes buscaban el caos, la destrucción y las tragedias para Líbano", proclamó Siniora en una locución televisada.

Siniora, además, recordó la promesa que realizó hace más de tres meses de que reconstruiría la zona para los miles de refugiados palestinos que tuvieron que huir ante el inicio de los enfrenamientos y los bombardeos que han devastado el campamento.

AL ABSI, EN PARADERO DESCONOCIDO

Los cargos del Ejército y los funcionarios de las fuerzas de seguridad afirmaron desconocer si el líder de Al Fatá al Islam, Shaker al Absi, se encontraba entre los milicianos que intentaron huir de Nahr el Bared. No se ha tenido noticia alguna sobre Al Absi desde los primeros momentos del asedio contra el campamento de refugiados.

Sin embargo, la televisión panárabe Al Yazira informó de que Al Absi logró escapar del primer cordón de seguridad del Ejército y se encontraría en el interior del segundo cordón, donde ya le buscan los soldados libaneses.

El lugarteniente de Al Absi, Abu Hureira, murió recientemente en Trípoli por disparos de las fuerzas de seguridad libanesas después, aparentemente, de lograr escapar de Nahr el Bared.