Crónica RDCongo.- EL TPI juzgará al señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga por uso de niños soldado

Actualizado 29/01/2007 19:50:24 CET

Lubanga es la primera persona que será juzgada por reclutamiento de niños soldado

LA HAYA (PAISES BAJOS), 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Penal Internacional (TPI) con sede en La Haya (Países Bajos) determinó hoy que el señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga será juzgado por los cargos que se le imputan de reclutamiento de niños soldado en la región de Ituri, al este del país, durante el conflicto de 2002-2003, convirtiéndose en la primera persona que será juzgada por esta acusación en el TPI.

La vista previa, formada por tres jueces del TPI, confirmó que los tres cargos por reclutar y utilizar niños soldado desde septiembre de 2002 hasta agosto de 2003, imputados a Lubanga por la Fiscalía están bien fundamentados, según recoge el TPI en un comunicado.

El juez que presidía la Sala I, Claude Jorda, manifestó que "hay suficientes evidencias para establecer la creencia de que Thomas Lubanga Dyilo es criminalmente responsable como coperpetrador de crímenes de guerra" consistentes en el alistamiento y reclutamientos de niños menores de 15 años en las Fuerzas Patrióticas para la Liberación de Congo (FPLC), brazo militar de la Unión de los Patriotas Congoleños (UPC) --partido dirigido por el acusado--, a quienes "usó para participar activamente en las hostilidades en Ituri desde septiembre de 2002 a agosto de 2003".

La sala constató que hay evidencias suficientes para creer que "tras su creación, el FPLC supuestamente reclutó a niños y esto fue una práctica sistemática conocida entre la población Hema --etnia a la que pertenece Lubanga--". Asimismo consideró que se puede establecer que, tras un entrenamiento militar, los niños fueron "declarados aptos para el combate y los comandantes del FPLC los enviaron al frente de batalla".

Asimismo se hallaron pruebas suficientes para creer que, durante la creación del FPLC en 2002, Lubanga acordó con otros comandantes un plan, que supuestamente pedía "un esfuerzo para voluntariamente o a la fuerza reclutar menores en las filas de FPLC, exponiéndoles a entrenamiento militar para participar activamente en operaciones militares y utilizándoles como guardaespaldas".

El TPI ha considerado que Lubanga "asumió un papel de coordinador general en la implantación de este plan común y que personalmente ejerció otras funciones y estaba al tanto de la importancia de su papel" y conocía sus resultados.

Lubanga, que vestía una toga verde, dio pocas muestras de reacción al escuchar al juez Jorda leer la decisión tomada. Anteriormente manifestó que tenía ciertas quejas sobre sus condiciones de detención pero no entró en detalles. Su abogado afirmó que el acusado es un patriota inocente que buscaba el fin de la explotación de los recursos y la paz en su región, rica en minerales.

EL GOBIERNO DE RDC SE CONGRATULA

Por su parte, el Gobierno de RDC aplaudió la decisión tomada por el TPI. "Incluso aunque las decisiones del Tribunal procedan de fuera de nuestras fronteras, es una advertencia fuerte para la lucha de nuestra nación contra la impunidad", dijo la ministra de Derechos Humanos congoleña, Madeleine Kalala, poco después de conocerse la decisión. "Ahora depende de nosotros luchar contra la impunidad aquí, dentro de nuestro país", afirmó, según cita AP.

Lubanga es uno de los muchos señores de la guerra acusados de haber cometido atrocidades durante los años de guerra civil en el Congo, la mayoría de los cuales no han sido ni siquiera acusado. Uno de ellos, Floribert Ndjabu, ha sido encarcelado en RDC. La Fiscalía del TPI ha afirmado que continuará investigando y podría imputar a otros.

"Para hacer justicia con el fiscal, tiene que empezar por alguna parte" dijo un investigadora de RDC de la organización Human Rights Watch, aunque señaló que "esperamos que en el futuro se hagan más arrestos".

Human Rights Watch dijo en un comunicado recogido por AP que ha reunido cientos de testimonios documentando los abusos de los combatientes de Lubanga así como de otras milicias, y pidió que el TPI presione para llevar a más culpables ante el estrado.

El TPI emitió una orden de arresto contra el señor de la guerra congoleño en febrero de 2006 y este fue transferido en marzo al centro de detención de La Haya, aunque permanecía detenido en RDC desde 2005. Lubanga se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua. La Fiscalía espera que el juicio comience a finales de este año.

Se trata de la primera persona en ser acusada en un tribunal por utilizar niños soldado, y con este caso, se pretende enviar el mensaje de que usar y armar a niños en los conflictos no será tolerado. La ONU ha estimado que unos 300.000 niños soldado están participando activamente en los conflictos de todo el mundo.