Cuatro ruandeses acusados de conspiración contra el Gobierno del país

Actualizado 05/07/2015 4:45:13 CET

KIGALI, 12 Sep. (Reuters/EP) -

El cantante de Ruanda, Kizito Mihigo, conocido por sus interpretaciones del himno nacional, el periodista Cassien Ntamuhanga, el soldado retirado Jean Paul Dukuzumuremyi y la contable Agnes Niyibizi han sido acusados este viernes por el Tribunal Supremo del país de conspiración contra el Gobierno.

El caso ha despertado la atención de la opinión pública debido a la popularidad de Mihigo, además de atraer las críticas de grupos pro Derechos Humanos que han criticado duramente la ausencia de libertad de prensa por la detención de un periodista.

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, y otros funcionarios han mencionado a menudo las tramas conspiratorias contra el Gobierno y han culpado del desarrollo de las mismas a los funcionarios de seguridad vinculados al grupo de oposición el Congreso Nacional de Ruanda, que tiene sede en Sudáfrica.

Mihigo y Ntamuhanga, han sido acusados por la Fiscalía de conspirar mediante videollamadas a través de Skype y mensajes instantáneos por Whatsapp, que se realizaron a principios de año, con el Congreso Nacional de Ruanda.

"Nuestra posición es que Mihigo es inocente", ha dicho el abogado del cantante, John Bigarama. Mihigo, tutsi y superviviente del genocidio de Ruanda de 1994, ha creado este año una canción, 'El significado de la muerte', que trata sobre el genocidio y que ha sido censurada por las autoridades por su contenido.

El soldado retirado Dukuzumuremyi supuestamente recibió pagos por perpetrar ataques con granadas en Kigali y a Niyibizi se le acusa de haber facilitado las transferencias monetarias de los pagos al soldado, según la Fiscalía.

Los cuatro se enfrentan a cargos de ofensa contra el Gobierno, conspiración y creación de un grupo criminal. La vista del caso ha sido pospuesta por el juez, ya que tres de los acusados han declarado no haber visto el 'dossier' de la acusación. Además, dos de ellos todavía no tenían abogados, a pesar de estar detenidos desde abril.

El Gobierno ruandés dijo en abril que Mihigo, Ntamuhanga y Dukuzumuremyi estaban bajo investigación policial por supuestamente planear derrocar al Gobierno e incitar a la violencia. Su caso fue elevado al Tribunal Supremo, que ordenó la detención de Niyibizi.

Kagame, un tutsi que lideró la guerrilla que ayudó a detener los asesinatos, ha dicho que su objetivo es conseguir una sociedad de "ruandeses" sin divisiones étnicas.

Para leer más