Actualizado 10/11/2007 19:13 CET

Cumbre.- Evo Morales llama a la región a recuperar la propiedad de los servicios básicos como agua, energía y teléfonos

SANTIAGO, 10 Nov. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Claudia Riquelme) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo hoy un llamamiento a los países latinoamericanos a implementar políticas que permitan "la recuperación de los servicios básicos que han sido privatizados, como el agua potable, el alcantarillado, la energía eléctrica y los teléfonos", los cuales, según dijo, debieran ser considerados "como derechos humanos fundamentales".

En su dicurso durante la sesión plenaria de clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana de Presidentes y Jefes de Gobierno que se realiza en Santiago de Chile, Morales dijo que no es posible que los servicios básicos "sean un negocio privado. Si nosotros los recuperamos, nuestros pueblos van a nacionalizarlos".

Puede haber unas políticas de regulación, de supervisión, de control,pero si hablamos de los derechos humanos, de la igualdad y de la justicia, apostemos a que los servicios básicos sean de servicio público. Yo sé que es un proceso, habrá resistencia con toda seguridad, pero si estamos hablando de cohesión social es de estos temas de los que debemos hablar".

Morales hizo un emotivo discurso basado en un relato bastante descarnado de las dificultades que ha debido enfrentar como indígena y líder de los trabajadores cocaleros una vez que asumió la presidenciade Bolivia.

Relató cómo grupos opositores a su gobierno, que calificó como "de la oligarquía" golpean y queman figuras que los representan a él como mandatario y a la presidenta de la Asamblea Constituyente, Silvia Lazarte, por su condición de indígenas.

"Nos llaman macacos. Me llaman el macaco menor. ¿Qué es un macaco?,pues es un mono. ¿Y qué es un mono? Es un animal. Nos tratan de animales", dijo.

Varias veces pidió disculpas a los mandatarios asistentes a la cumbre por relatar sus experiencias personales, como que cuando era niño su madre vendía dos corderos para poder tener dinero que le permitiera vivir un mes. "Hoy, con los subsidios que estamos entregando a los más pobres, las familias tienen para cuatro corderos por mes", relató.

Evo Morales se refirió también a cómo ha debido luchar, desde 2006, por mejorar los indicadores económicos de su país, que por primera vez en 40 años ha subido sus reservas internacionales y ha reducido los índices de pobreza "gracias a la ley de nacionalización de los hidrocarburos", según dijo.

Junto con agradecer la ayuda internacional, dijo que hay dos tipos de estos apoyos: "Hay países que mandan tropas, pero otros que mandan ayuda como la Operación Milagro", refiriéndose a la misión médica cubana que interviene quirúrgicamente, de manera gratuita, a personas pobres y que ha atendido a 160 mil personas en Bolivia.

El presidente Evo Morales dijo que, más que cohesión social, lo que Iberoamérica necesita es "cohesión presidencial", que permita dejar atrás el modelo neoliberal e imponer un nuevo modelo económico" que termine con la pobreza y la desigualdad en la región.