Cumbre UE.- Los líderes europeos darán 'luz verde' el viernes al estatus de candidato a la adhesión para Serbia

Actualizado 29/02/2012 19:53:07 CET

BRUSELAS, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE concederán este viernes a Serbia el estatus de país candidato a la adhesión después de que los ministros responsables para Asuntos Europeos de los Veintisiete constataran el martes que el país balcánico ha cumplido las condiciones que le exigieron los líderes europeos el pasado mes de diciembre para ello.

Serbia y Kosovo llegaron a dos acuerdos clave el pasado viernes con mediación de la UE, pactos que han allanado el estatus para Belgrado: un acuerdo de cooperación regional para reconocer que Kosovo tenga representación y voz propias en los foros regionales, aunque Belgrado sigue sin reconocer su independencia, así como un protocolo técnico que permitirá la puesta en marcha de patrullas conjuntas policiales y de aduanas en la frontera junto con efectivos de la misión de la UE sobre el terreno (EULEX), ya acordadas en diciembre pero que no se han materializado todavía.

Los líderes europeos aplazaron en diciembre su decisión sobre el estatus y acordaron tres condiciones para aprobarlo en marzo: el acuerdo sobre la cooperación regional, garantizar el libre movimiento en la zona y la colaboración con las misiones de la UE y la OTAN sobre el terreno, así como el cumplimiento de los acuerdos de colaboración práctica anteriormente suscritos, como el reconocimiento de los diplomas universitarios o el registro civil, aunque los dos primeros tenían un mayor peso, según han reconocido distintas fuentes diplomáticas europeas.

Una mayoría de países, incluidos España, Francia, Italia y Austria, ha defendido que se conceda ya el estatus de país candidato a Serbia, mientras que Alemania, el país más reticente a hacerlo, levantó su veto la semana pasada tras constatar que los serbokosovares habían retirado las últimas dos barricadas que impedían el libre paso en el norte de Kosovo, de mayoría serbia.

Los enfrentamientos en el norte de Kosovo entre la mayoría serbia y los efectivos de la misión de la OTAN en la zona --en su mayoría de nacionalidad alemana-- por el levantamiento de barricadas por los serbokosovares que impedían el libre movimiento en la zona ha sido el principal motivo por el que la UE decidió aplazar la candidatura para Belgrado en diciembre. Las barricadas fueron levantadas después de que Kosovo envió el pasado veranos policías para tratar de recuperar varios el control de varios pasos fronterizos en el norte.

Serbia, que presentó su candidatura formal a la UE en diciembre de 2009, tuvo que superar previamente el veto de Países Bajos a un mayor acercamiento hasta que no detuviera y transfiriera al Tribunal Penal Internacional de La Haya a los dos últimos criminales de guerra serbobosnios Radovan Karadzic y Ratko Mladic, algo que ocurrió en 2008 y 2011 respectivamente.

A pesar de que los Veintisiete acordaron el martes recomendar a los líderes europeos que concedan el estatus de candidato para Serbia, las garantías adicionales que ha reclamado Rumanía en el último momento para que Belgrado proteja los derechos de la minoría de origen rumano en el país balcánico hicieron peligrar el acuerdo.

Los líderes europeos discutirán sobre Serbia durante la cena de trabajo que mantendrán este jueves a petición del presidente rumano, Traian Basescu, al que los líderes europeos esperan "convencer" de que no ponga más poblemas para Serbia, según fuentes diplomáticas europeas.

Varios Estados miembros, especialmente Alemania y Suecia, han criticado las exigencias de último momento de Bucarest y se muestran reacios a reabrir el debate en la cumbre. "Merkel y otros no quieren discutir esto en la cumbre. Quieren hablar de economía. Los jefes de Estado y de Gobierno le escucharán, le ignorarán y darán luz verde al estatus", han explicado fuentes diplomáticas europeas.

Los líderes europeos también discutirán durante la cumbre sobre la entrada de Rumanía y Bulgaria al espacio sin fronteras Schengen, aunque fuentes diplomáticas europeas han reconocido que la discusión no está "madura" por el veto que mantiene Países Bajos. La Comisión Europea ha reiterado en numerosas ocasiones que ambos países cumplen las condiciones para entrar y han instado a los Veintisiete a llegar a un acuerdo al respecto "lo antes posible".

SIRIA Y LA PRIMAVERA ÁRABE

Los líderes europeos también discutirán el viernes sobre la frágil situación humanitaria en Siria y cómo apoyar los esfuerzos de la ONU y la Liga Árabe para lograr el cese inmediato de la violencia sobre el terreno y que el régimen permita la llegada de ayuda humanitaria, así como la evacuación de los heridos -incluidos periodistas-- de las localidades más castigadas por la represión del régimen, incluido de Homs, que se ha convertido en el epicentro de la resistencia.

El primer ministro británico, David Cameron, trasladará a sus colegas además que "mantener la presión" sobre el régimen es "una prioridad para Reino Unido", según han avanzado fuentes diplomáticas europeas.

Los Veintisiete acordaron este martes congelar los activos financieros del Banco Central sirio, así como los activos de siete ministros del Gobierno, a los que vetaron la entrada en la UE. También prohibieron el comercio en oro, diamantes y otros metales preciosos con instituciones públicas sirias, así como los vuelos de carga operados por aerolíneas sirias procedentes del país en un intento precisamente por aumentar la presión sobre el régimen.

También analizarán, cuando se cumple el primer aniversario de la Primavera árabe, la situación en los distintos países en transición y confirmarán la intención de la UE de seguir apoyando el avances en las reformas democráticas dejando claro que darán más apoyo a los que avancen más rápidamente en sus reformas.

BIELORRUSIA

Los líderes europeos también podrían discutir la situación en Bielorrusia después de que el Gobierno de Minsk pidiera este martes la salida del embajador de la UE y del polaco y llamara a consultas a sus embajadores en Bruselas y Varsovia después de que los Veintisiete ampliarán las sanciones contra 21 dirigentes del régimen.

Los Veintisiete pactaron horas después llamar a consultas a sus respectivos embajadores en Minsk y convocar a los bielorrusos en señal de "solidaridad y unidad". La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ya ha dejado claro que los Veintisiete aprobarán más sanciones contra el régimen en marzo, incluido contra empresarios que apoyan o se benefician del régimen de Alexander Lukashenko.