Actualizado 14/07/2012 11:41 CET

Damasco: "Decenas de terroristas" asaltaron Tremseh

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Siria ha afirmado este viernes que "decenas de terroristas" asaltaron la localidad siria de Tremseh, situada en Hama y escenario de una masacre que, según la oposición, ha causado más de 200 víctimas mortales, y que el Ejército intervino a petición de la población local.

Según fuentes opositoras, los militares del Gobierno de Bashar al Assad atacaron con helicópteros y carros de combate la zona, antes de que fuese asaltada por miembros de la milicia 'shabbiha'. Sin embargo, la agencia estatal siria, SANA, ha señalado que fueron los "terroristas" los que asesinaron o hirieron a "decenas de civiles".

Sin embargo, según las declaraciones de un testigo al canal Syria TV, "los terroristas asaltaron, destruyeron e incendiaron múltiples viviendas antes de que las autoridades llegaran a la localidad".

Asimismo, una fuente militar citada por SANA ha apuntado que varias unidades de las Fuerzas Armadas sirias llevaron a cabo una operación antiterrorista en Tremseh en respuesta a las peticiones de la población, que, según ha dicho, "estuvo expuesta a varias formas de actos criminales a manos de grupos terroristas armados".

Esta fuente ha subrayado que la operación tuvo como objetivo "los escondites de los terroristas, que usaron como trampolín para sus actos criminales y como base para torturar a los ciudadanos secuestrados". Asimismo, ha indicado que la operación "se llevó a cabo tras un proceso de monitorización y reunión de información exacta en cooperación con los residentes".

Como resultado de la operación "murieron muchos de sus miembros, mientras que muchos más fueron detenidos". Además, se incautaron armas y documentos, entre los que se encuentran "documentos de identidades de personas extranjeras, entre ellos un ciudadano turco".

Entre las armas incautadas ha citado 45 ametralladoras, trece rifles de francotirador, nueve lanzagranadas, siete ametralladoras BKC, tres morteros, tres cohetes de fabricación casera, catorce rifles, diez pistolas militares, 24 proyectiles de mortero y 32 granadas.

Asimismo, ha dicho que se han recuperado 53 cargadores de ametralladora, 30 cargadores de rifle de francotirador, ocho artefactos explosivos, diez granadas, 150 detonadores, 5.000 balas para ametralladora BCK, 4.200 balas de ametralladora, 500 balas de pistola, siete máscaras de gas, cinco prismáticos, 25 sistemas de posicionamiento por satélite, 30 escudos y material para la fabricación de explosivos.

Esta fuente militar ha dicho que en la operación "no fallecieron civiles", aunque posteriormente, "durante la inspección de los escondites de los terroristas, se encontraron los cadáveres de civiles secuestrados y asesinados".

VERSIÓN DE LA UNSMIS

La versión facilitada por SANA entra en contradicción con las afirmaciones vertidas por la Misión de Supervisión de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS), cuyo informe preliminar indica que esa operación de las fuerzas gubernamentales "se considera una extensión de la operación de la FAAS (Fuerza Aérea Árabe Siria) desde Jan Sheijoun hasta Souran en los últimos días".

Según la UNSMIS, "la situación en la provincia de Hama sigue siendo sumamente inestable e impredecible". Las fuerzas militares "continúan realizando ataques a gran escala en zonas urbanas situadas al norte de la ciudad de Hama", destaca el texto.

El informe de la UNSMIS dice que una patrulla de observadores militares desarmados de la ONU intentaron llegar a Tremseh, pero se quedaron a unos 6 kilómetros de distancia ya que fueron retenidos por unos oficiales de la Fuerza Aérea que les dijeron que no podían pasar porque se estaban desarrollando "operaciones militares".

Durante unas ocho horas, los observadores estuvieron observando la situación desde distintos lugares próximos a Tremseh. Durante ese tiempo oyeron más de cien explosiones, disparos esporádicos de armas ligeras y disparos de ametralladoras y vieron columnas de humo blanco y negro. También vieron un helicóptero Mi-8 y dos Mi-24 y observaron cómo uno de estos últimos dejaba caer varios cohetes.

"La patrulla recibió varias llamadas de contactos locales que aseguraban que en Tremseh habían muerto 50 personas y otras 150 habían resultado heridas", según el informe. "Sus intentos de contactar con el comandante militar local durante ese periodo de tiempo fueron infructuosos" y los observadores "trataron en vano de entrar en Tremseh por rutas alternativas" añade.

Asimismo, el documento de la UNSMIS señala que se intentó, aunque sin éxito, conseguir un alto el fuego en la zona para que los civiles pudiesen salir de la localidad, contactando con el jefe de la Policía en la provincia de Hama y el oficial nacional de enlace de la Fuerza Aérea.

Los observadores también vieron varios camiones y coches civiles circulando por la zona en los que viajaban hombres armados --algunos con uniformes militares y otros con vestimenta de civil--, así como diez ambulancias, en una de las cuales viajaba una persona armada.

La UNSMIS se desplegó en Siria el pasado abril para supervisar el alto el fuego, que finalmente no se ha respetado, como parte del plan de paz del mediador internacional, Kofi Annan. El Consejo de Seguridad de la ONU deberá decidir el futuro de la misión antes del 20 de julio, cuando finaliza su mandato de 90 días.

Lo más leído

  1. 1

    Fran Rivera, entre la espada y la pared, mintió públicamente sobre la herencia de Paquirri

  2. 2

    PP-A ganaría con 2,5 puntos y 7 diputados sobre el PSOE-A y volvería a sumar mayoría con Vox y Cs, según un sondeo

  3. 3

    David Prowse, el actor que interpretó a Darth Vader, muere a los 85 años

  4. 4

    La Tierra viaja más rápido y está más cerca del centro de la galaxia

  5. 5

    Júpiter y Saturno sobrevivirán al Sol expandido pero no saldrán ilesos