Publicado 26/11/2021 13:38CET

Decenas de personas irrumpen en el Ministerio de Asuntos Sociales de Líbano para protestar por el bajo poder adquisitivo

Archivo - Un manifestante prepara una barricada en Líbano durante las protestas contra el Gobierno por la crisis económica
Archivo - Un manifestante prepara una barricada en Líbano durante las protestas contra el Gobierno por la crisis económica - Haitham Moussawi/APA Images via / DPA - Archivo

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Decenas de activistas han irrumpido este viernes en la sede del Ministerio de Asuntos Sociales, que se encuentra en Beirut, la capital libanesa, para protestar contra el deterioro de sus condiciones de vida y su bajo poder adquisitivo ante la fuerte crisis que atraviesa el país.

A su llegada a la sede, los manifestantes han exigido reunirse con el ministro, Hector Hajjar, y han asegurado que "apuntan a todos los ministerios para que se les escuche de forma pacífica". La semana pasada, los activistas ingresaron a la fuerza en el Ministerio de Sanidad para protestar contra la eliminación parcial de los subsidios a los medicamentos para enfermos crónicos, cuyo precio se ha disparado en las farmacias del país.

"Entramos en un ministerio cada semana para hacer que se escuche la voz de la gente", han aseverado los manifestantes, según informaciones del diario 'L'Orient le Jour'. Así, han pedido a Hajjar, con quien se han reunido brevemente, que cumpla con sus obligaciones con los ciudadanos más pobres y las personas "con necesidades especiales" para desviar "de forma apropiada" las ayudas del Gobierno.

Hajjar, por su parte, ha asegurado que está haciendo todo lo posible para ayudar a las ONG responsables de ayudar a las personas con este tipo de necesidades. En este sentido, se ha negado a continuar la reunión con los manifestantes.

"Trabajamos día y noche y las acusaciones (de los manifestantes) son injustas", ha advertido posteriormente durante rueda de prensa en la que ha anunciado que el registro de la tarjeta de suministros, diseñada por el Estado para ayudar a los más pobres, comenzará a funcionar a principios de diciembre.

La movilización de este viernes se produce después de que la libra libanesa tocara un nuevo mínimo el jueves. El país se encuentra sumido en una grave crisis política y económica ahondada por la pandemia de coronavirus y las explosiones de agosto de 2020 en el puerto de la capital, Beirut, lo que ha incrementado además la inestabilidad política.

El Banco Mundial ha señalado que la crisis es una de las peores en la historia moderna, en medio de las alzas de los productos básicos, los cortes de luz y el aumento del desempleo, que están provocando un aumento de la población en riesgo de caer por debajo del umbral de la pobreza.

Para leer más