Actualizado 24/03/2007 21:51 CET

La Declaración de Berlín incluirá la inmigración ilegal entre los retos que la UE debe abordar unida

BERLÍN, 24 Mar. (EUROPA PRESS/Juan Sanhermelando)

La Declaración de Berlín, que se aprobará mañana con motivo del 50 cumpleaños del proceso de integración europea, incluirá finalmente la inmigración ilegal entre los retos que la UE debe abordar unida en el futuro, junto con el terrorismo, la delincuencia organizada, la política energética o la lucha contra el cambio climático, según el último borrador del texto al que tuvo acceso Europa Press.

Esta mención de la inmigración ilegal --que no aparecía en la primera versión del texto que se distribuyó el jueves por la noche-- interesaba especialmente al Gobierno español, que ha sido el que ha promovido una mayor implicación de la UE en las crisis migratorias que han afectado sucesivamente a Ceuta y Melilla y a las islas Canarias, donde por primera vez se puso en marcha una misión operativa de la Agencia de Control de Fronteras (FRONTEX).

"Vamos a luchar juntos contra el terrorismo, la delincuencia organizada y la inmigración ilegal. Y lo haremos defendiendo las libertades y los derechos ciudadanos incluso en el combate contra sus enemigos. Nunca más debe dejarse una puerta abierta al racismo y a la xenofobia", reza la Declaración de Berlín en lo que podría ser la versión final, que no incluye ningún otro cambio importante respecto al borrador que se publicó este viernes.

Entre sus retos de futuro, la UE apuesta además por la resolución pacífica de los conflictos para que "los seres humanos no sean víctimas de la guerra, el terrorismo y la violencia", y por promover en el mundo la libertad y el desarrollo con el objetivo de "hacer retroceder la pobreza, el hambre y las enfermedades". "Queremos llevar juntos la iniciativa en política energética y protección del clima, aportando nuestra contribución para contrarrestar la amenaza mundial del cambio climático", afirma.