Publicado 24/07/2020 18:33:29 +02:00CET

Un destacado activista de Sudán del Sur llega a EEUU y denuncia que el presidente del país había ordenado asesinarle

Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur
Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El economista y activista opositor sursudanés Peter Biar Ajak ha denunciado tras llegar a Estados Unidos que se vio forzado a escapar del país debido a que el presidente, Salva Kiir, había contratado un "escuadrón de la muerte para asesinarle".

Biar Ajak fue arrestado en julio de 2018 y condenado en julio de 2019 a dos años de cárcel "por amenazar la seguridad del Estado" junto a otras cinco personas, entre ellas el empresario Kerbino Agok Wol, quien recibió una pena de 15 años de prisión.

Sin embargo, ambos fueron excarcelados en enero de este año junto a otros 28 presos a raíz de una amnistía firmada por el propio Kiir, en el marco del proceso de paz en el país africano.

"Gracias, presidente Donald Trump, por salvarme a mí y a mi familia y darnos refugio en Estados Unidos después de que huyera de un escuadrón de la muerte enviado por el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir", ha dicho el activista a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Sin usted, estaría muerto. Kiir ha gobernado desde hace nueve años con puño de hierro sin someterse nunca a una elección. Deben tener lugar en diciembre de 2021", ha agregado Biar Ajak, quien ha dado también las gracias al Departamento de Estado y a su secretario, Mike Pompeo.

El activista ha publicado además un artículo de opinión en el diario 'The Wall Street Journal' en el que describe a Kiir como un dictador que "trabaja para construir un aparato de seguridad poderoso y represivo con la misión de mantenerle en el poder".

En respuesta, el portavoz de la Presidencia sursudanesa, Ateny Wek Ateny, ha dicho que las acusaciones son "pura basura" y "un sinsentido", según ha informado la emisora local Eye Radio.

"¿Cómo es posible si fue declarado culpable por un tribunal y estuvo cumpliendo sentencia en una cárcel, que es una institución del Gobierno, y el presidente le perdonó para que fuera libre?", se ha preguntado.

Por ello, Wek Ateny ha manifestado que "el 'tuit' (del activista) busca llamar la atención". "El activista busca atención y creo que está avergonzado de lo que ha hecho", ha remachado.

El activista, crítico tanto con el Gobierno de Kiir como con los rebeldes liderados durante el conflicto por Riek Machar, es el director para Sudán del Sur para el Centro de Crecimiento Internacional, que estudia economías emergentes en la London School of Economics.

Biar Ajak había participado en los esfuerzos de paz en Sudán del Sur, país que se vio inmerso en una guerra civil a finales de 2013 por la disputa política abierta entre Kiir y Machar, que finalmente firmaron un acuerdo de paz en 2018 y pactaron un Gobierno de unidad que vio la luz en febrero.

Contador