El destacado diario 'An Nahar' publica en blanco para protestar por la falta de formación de Gobierno en Líbano

La redactora jefe de 'An Nahar', Naila Tueni
REUTERS / MOHAMED AZAKIR
Publicado 11/10/2018 18:19:37CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El destacado diario libanés 'An Nahar' ha publicado este jueves una edición en blanco en protesta contra la falta de formación de Gobierno tras las elecciones celebradas en mayo, en lo que ha descrito como "uno de los periodos relevantes en la historia" del país.

"La gente está harta y nosotros seguimos esperando a que la clase política cumpla sus promesas", ha dicho la redactora jefe del diario, Naila Tueni, desde la sede de 'An Nahar'. "Dios sabe cuántos días tendremos que esperar para la formación de un gabinete. No podemos seguir en este camino", ha agregado.

"Los libaneses tienen derecho a vivir una vida sana y próspera, libre de temores y preocupaciones innecesarias. No podemos seguir así. Nuestros políticos tienen que actuar antes de que sea demasiado tarde", ha recalcado.

Asimismo, Tueni ha reiterado que el diario considera que "las páginas en blanco son una llamada de atención a todos los involucrados". "Creemos en nuestro país y seguiremos luchando por él", ha remachado.

El primer ministro designado, Saad Hariri, afirmó el martes que el nuevo Gobierno del país podría ser conformado una vez que el presidente, Michel Aoun, vuelva el viernes de su viaje oficial al extranjero y admitiera que todos los partidos han hecho concesiones.

Así, manifestó que sigue siendo optimista tras su reciente encuentro con Aoun --quien se encuentra realizando una visita oficial en Armenia--, en medio del estancamiento del proceso de conversaciones sobre la composición del Gobierno.

Hariri señaló así que espera que haya Gobierno en el plazo de diez días y desveló que, en caso de que decida presentar su dimisión como primer ministro designado, no aceptará volver a ser nombrado para el cargo.

Hariri entregó el 3 de septiembre a Aoun su nueva propuesta para formar un gobierno de "unidad" que contemple un equilibrio entre las fuerzas políticas del país, si bien ha habido pocos avances desde entonces.

Aoun designó nuevamente como primer ministro a Hariri el 24 de mayo, después de que el líder del Movimiento Al Mustaqbal recabara los apoyos necesarios en el Parlamento.

La decisión de la Presidencia cumplió así con el complicado reparto de poderes en el país, que reserva el cargo de primer ministro a un suní. La reelección de Hariri se daba prácticamente por garantizada, debido a los apoyos con los que contaba el político.

LAS ELECCIONES DE MAYO

Está previsto que el nuevo Gobierno sea un reflejo del aumento de los escaños obtenidos por Hezbolá y sus aliados, que cuentan con 70 de los 128 escaños del Parlamento, y la formación --considerada como un grupo terrorista por Estados Unidos-- podría obtener más carteras y de mayor relevancia.

Por su parte, Fuerzas Libanesas, un firme rival político del partido-milicia, espera igualmente reforzar su posición tras duplicar su número de escaños y llegar hasta los 15. El partido de Hariri, Al Mustaqbal (Futuro), perdió un tercio de sus representantes y se quedó en 22.

Hezbolá ha participado desde hace años en el conflicto en Siria, en violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

Esta situación ha supuesto numerosas críticas al partido-milicia desde diversos sectores políticos y sociales de Líbano, especialmente desde los bloques de Al Mustaqbal y Fuerzas Libanesas, que piden además que el grupo entregue su arsenal y deje de operar al margen del Ejército del país.