Di Maio y Salvini cierran de madrugada sus desavenencias sobre el reparto de migrantes desembarcados en Malta

Matteo Salvini
REUTERS / AGENCJA GAZETA
Publicado 10/01/2019 10:41:43CET

ROMA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de los dos partidos que sustentan la coalición de Gobierno italiano, Luigi Di Maio y Matteo Salvini, se han reunido a última hora del miércoles para intentar solventar sus últimas discrepancias públicas a cuenta de la acogida de parte de los 49 migrantes llegados el martes a Malta.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, compareció en público para anunciar un acuerdo entre ocho países europeos para repartirse a los migrantes. Italia formaba parte de esta lista, pero Salvini, ministro del Interior, matizó el mensaje durante un viaje oficial a Polonia: "Yo no autorizo nada, ya veremos si llegan".

El líder de la Liga echaba por tierra de esta forma un acuerdo que la prensa italiana ha atribuido al partido de Di Maio, el Movimiento 5 Estrellas (M5S), y al primer ministro, Giuseppe Conte, y volvía a sembrar dudas sobre la estabilidad del actual Ejecutivo. Fuentes citadas por 'Il Corriere della Sera' han asegurado que en la Liga hay ya quien reclama la búsqueda de un nuevo socio.

A su regreso desde Polonia, Salvini se ha visto con Di Maio durante unas dos horas para solventar al menos el último desencuentro y, al término de la reunión, el Gobierno ha reafirmado su compromiso para acoger a parte de los migrantes. En concreto, Italia acogerá a poco más de una decena, según la prensa italiana.

"A la cama tarde y en pie temprano, un poco cansado pero feliz", ha proclamado Salvini este jueves por la mañana desde su cuenta de Twitter, donde ha vuelto a defender que los puertos "permanecen cerrados" y "los desembarcos son cero". "Los italianos no pagarán ni un euro por otros recién llegados", ha apostillado.

Asimismo, ha advertido a Malta de que no puede dar "lecciones" de solidaridad después de "cerrar los ojos" durante los años en que Italia fue destino preferente de migrantes y refugiados. En este sentido, ha apelado a la responsabilidad compartida: "Ya hemos acogido demasiado, que otros despierten".

El ministro del Interior también se ha referido al tema durante una entrevista a la emisora RTL y en la que ha aclarado que no quiere dejar caer al Gobierno. "Hay un programa que completar. Acabamos de empezar", ha alegado tras las últimas especulaciones, según la agencia de noticias Reuters.

Contador