Dinamarca acusa a la Inteligencia iraní de preparar un atentado en su territorio

Turistas junto a la sirena de Copenhague
REUTERS / BENOIT TESSIER
Actualizado 30/10/2018 18:06:23 CET

COPENHAGUE, 30 (Reuters/EP)

El servicio de seguridad de Dinamarca ha acusado a la Inteligencia de Irán de planear un atentado en suelo danés contra un dirigente opositor iraní, un complot "inaceptable" al que el Gobierno de Lars Lokke Rasmussen ya ha prometido que responderá.

"Estamos tratando con un plan de la agencia de Inteligencia iraní para atacar en suelo danés. Obviamente, no podemos aceptarlo", ha afirmado el jefe del servicio de seguridad de Dinamarca, Finn Borch Andersen, en una comparecencia ante los medios.

El objetivo del ataque habría sido el líder de la filial danesa del Movimiento de Lucha Árabe para la Liberación de Ahvaz (ASMLA). Según Andersen, el 21 de octubre fue detenido un ciudadano noruego de origen iraní que ha negado ante el juez cualquier responsabilidad en la trama.

La Policía de Noruega ha confirmado que colabora con las fuerzas de seguridad de Dinamarca y también ha descrito el caso como un plan para atentar en territorio danés.

El ministro de Exteriores de Dinamarca, Anders Samuelsen, ha tachado de "totalmente inaceptable" la información difundida este martes y ha prometido que su Gobierno trabajará con otros socios europeos para estudiar posibles respuestas.

En respuesta, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qassemi, ha rechazado las acusaciones y ha hablado de una "conspiración" para dañar las relaciones entre Teherán y los países europeos.

Así, ha tildado de "hostiles" las informaciones en torno al caso y ha reiterado que los mismos "están en línea con los complots y conspiraciones de los enemigos", según ha informado la agencia iraní de noticias IRNA.

Por último, Qassemi ha subrayado que se trata de un intento de afectar "las buenas y crecientes relaciones entre Irán y Europa en las actuales y graves condiciones", en aparente referencia a la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 y su imposición de sanciones contra Teherán.