Actualizado 13/06/2021 14:14 CET

Un diputado de la Lista Árabe Unida amenaza con bloquear a última hora nuevo Gobierno en Israel

Naftali Bennett y Yair Lapid
Naftali Bennett y Yair Lapid - -/Yesh Atid Handout/dpa

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El partido árabe-israelí de la Lista Árabe Unida ha convocado una reunión de emergencia después de que uno de sus diputados, Said al Harumi, amenazara con votar en contra de la formación de un nuevo Gobierno en Israel este domingo.

La Lista Árabe es un respaldo fundamental en la gran coalición de Gobierno que preparan el virtual nuevo primer ministro del país, Nafftali Bennett, y el líder centrista, Yair Lapid, para lograr la salida del poder del todavía mandatario Benjamin Netanyahu.

El margen de maniobra es tan estrecho que un solo voto podría bloquear efectivamente la aprobación del nuevo Gobierno en el Parlamento israelí en la sesión parlamentaria de esta tarde.

El diputado en cuestión se trata de Said al Harumi, quien habría recibido una oferta del partido Likud, que lidera Netanyahu, para retirar su aprobación a cambio de una serie de políticas que beneficiarían a sus votantes.

Concretamente, según fuentes próximas al diputado, Netanyahu y el ministro del Interior, Aryeh Deri, le habrían ofrecido suspender las demoliciones en la ciudad de Bir Hadaj, en el sector beduino del Neguev -- el propio diputado es beduino -- que fueron aprobadas en las últimas semanas, informa el diario israelí 'Yedioth Aharonoth'.

"No puedo decir a mis votantes que soy parte de la coalición cuando están arrasando sus casas con excavadoras en el Neguev", según declaraciones del diputado recogidas por la radiotelevisión pública israelí Kan.

Fuentes de la Lista Árabe Unida han querido llamar a la calma a Bennett para asegurarle que la situación está bajo control, informa el Canal 12 de la televisión israelí, citado a su vez por el 'Times of Israel'. "Todo va a salir bien", ha declarado el líder de la Lista, Mansur Abbas, a Kan.

De hecho, el propio diputado ha asegurado que "habrá un Gobierno esta tarde" antes de entrar en la convocatoria de su partido, aunque no ha precisado cuál será su voto.

Si Al Harumi se abstuviera durante la votación todavía habría suficientes miembros de la Knesset (60 a favor y 59 en contra) para aprobar el gobierno. Sin embargo, si el diputado vota en contra, sería imprescindible que otros diputados de la Lista Árabe Conjunta, cuyo respaldo no es unánime, se abstuvieran en lugar de rechazar al nuevo Ejecutivo.

Para leer más