La directora de 'Rafiki' presenta una denuncia para levantar el veto contra la película en Kenia

Imagen del trailer de 'Rafiki'.
AWALI ENTERTAINMENT - Archivo
Publicado 12/09/2018 22:12:20CET

NAIROBI, 12 Sep. (Reuters/EP) -

La directora de la película 'Rafiki', prohibida en Kenia por relatar una historia de amor entre dos mujeres, ha presentado una denuncia para levantar el veto que pesa contra su obra y que pueda ser considerada como aspirante a los Oscar.

'Rafiki', que significa amigo en lengua swahili, se estrenó mundialmente en el Festival de Cine de Cannes, el primer filme keniano en hacerlo. Está adaptado de un premiado cuento llamado 'Jambula Tree', de la escritora ugandesa Monica Arac de Nyeko.

Para poder ser elegible como aspirante de Kenia en la categoría de Mejor Película Extranjera en los premios de la Academia de 2019, el film debe ser estrenado en su país. Sin embargo, la nación del este de África la prohibió en abril argumentando que promueve el lesbianismo. La fecha límite para el estreno en Kenia es el 30 de septiembre.

Wanuri Kahiu, quien dirigió la película, presentó la demanda contra el jefe del Comité de Clasificación de Películas de Kenia, Ezekiel Mutua, y el fiscal general del país, según documentos judiciales a los que ha tenido acceso la agencia británica de noticias Reuters.

El comité, que tiene que revisar los guiones antes del inicio de la filmación, impuso la prohibición y dijo en Twitter que "cualquiera que sea encontrado en posesión (de la película) estará violando la ley". Esto hace referencia a una ley de la era colonial bajo la cual el sexo entre personas del mismo sexo es punible con 14 años de prisión.

La prohibición representó un revés por parte del comité, ya que Mutua había elogiado anteriormente la película como "una historia sobre las realidades de nuestro tiempo". En 2015, el organismo también prohibió el filme erótico 'Cincuenta Sombras de Grey'.

La homosexualidad es un tabú en gran parte de África y los gays enfrentan discriminación o persecución. Sin embargo, en los últimos años, la voz de los defensores de los derechos de lesbianas, bisexuales, homosexuales y transgénero se ha vuelto cada vez más fuerte.