Disparan al jefe del Estado Mayor del Ejército de Etiopía

Actualizado 23/06/2019 8:03:43 CET

ADÍS ADEBA, 23 Jun. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed , ha informado este domingo de que el jefe del Estado Mayor del Ejército de Etiopía, Seare Mekonnen, ha sido disparado mientras intentaba frustrar un intento de golpe de Estado contra la región tribal de Amhara, en el noroeste del país.

Abiy ha aparecido a última hora de este sábado en la televisión estatal y ha indicado que Mekonnen era una de las víctimas. Sin embargo, su secretario de prensa, Billene Seyoum, ha incidido en que por el momento no está claro si el general Seare ha resultado herido o ha fallecido.

"Le han disparado personas cercanas a él", ha revelado Abiy. El primer ministro ha explicado que Seare estaba tratando de impedir que los golpistas efectuasen el golpe de Estado en la localidad de Amhara, uno de los nueve estados federales de Etiopía.

Por otra parte, el mandatario etíope ha informado de que varios altos cargos del Gobierno regional se encontraban reunidos cuando ocurrió el intento de golpe de Estado. "Hay unas cuantas personas que murieron mientras que otras han resultado heridas", ha confirmado Abiy.

Una emisora de televisión regional afiliada al Frente de Liberación del Pueblo Tigray (TPLF), miembro de la coalición de Abiy, ha señalado que Seare había sido asesinado, junto con otro alto cargo militar, Gize Abera.

"La mayoría de las personas que participaron en el intento de golpe de Estado han sido detenidas, aunque todavía quedan varias", ha señalado el brigadier general Tefera Mamo. Los residentes de Bahir Dar, la capital de Amhara, han desvelado que a última hora del sábado se produjeron disparos en algunos barrios y que algunas carreteras habían sido cerradas.

Varias horas antes el Ejecutivo etiope denunció un golpe de Estado. "Ha habido un intento organizado de golpe de Estado en Bahir Dar, pero ha fracasado", explicó el portavoz de Abiy, Negussu Tilahun, en una comparecencia en la televisión pública refiriéndose a la capital de Amhara, Bahir Dar.

Las reformas políticas impulsadas por Abiy en un año de Gobierno han permitido la excarcelación de los presos políticos, la legalización de partidos y el procesamiento de funcionarios implicados en graves violaciones de Derechos Humanos. Sin embargo, la violencia étnica en regiones como Amhara lastra el balance del nuevo ejecutivo.

La ONU estima que hay al menos 2,4 millones de desplazados en un país de 100 millones de habitantes. Las elecciones legislativas están previstas para el año próximo y la oposición exige que no se aplacen a pesar de la conflictividad.

Para leer más