Las dos entidades de Bosnia y Herzegovina pactan introducir reformas recomendadas por la UE

Actualizado 10/10/2019 23:06:54 CET
Bandera de Bosnia y bandera de la UE
Bandera de Bosnia y bandera de la UEREUTERS / DADO RUVIC - Archivo

SARAJEVO, 10 Oct. (Reuters/EP) -

Las dos entidades que conforman Bosnia y Herzegovina han adoptado este jueves un programa de cuatro años para una reforma socioeconómica del país, en un poco frecuente gesto de unidad con el objetivo de fomentar el crecimiento y la competitividad, en línea con las recomendaciones de la Unión Europea (UE).

La Federación de Bosnia-Herzegovina y la República Srpska, establecidas tras el Tratado de Dayton de 1995 para poner fin a la guerra, aplican unas políticas económicas diferencias que obstruyen la creación de un espacio económico único.

Sin embargo, han pactado en esta ocasión una agenda conjunta de reformas que debería derivar en una economía más unificada y competitiva, tal y como han destacado sus respectivos primeros ministros.

"Podemos alcanzar acuerdos sobre todos los asuntos cuando nos dejan negociar de forma interna", ha dicho el primer ministro de la República Srpska, Radovan Viskovic, desde la localidad de Banja Luka. "No queremos soluciones impuestas (...) pero queremos participar de forma activa en la creación de nuevas soluciones", ha agregado.

El programa de reformas ha sido redactado por ambos gobiernos y con la ayuda de una delegación de la UE y la Embajada británica en Bosnia y Herzegovina. El documento incluye una reforma impositiva y la armonización de políticas y procedimientos para el registro de compañías y la emisión de permisos de trabajo.

Las dos entidades tienen entre sus objetivos recortar los impuestos en las nóminas, mejorar el clima empresarial y atraer a inversores a través de una mejora de la infraestructura energética y la red de carreteras.

Asimismo, buscarán despolitizar las empresas estatales y mejorar su eficiencia, productividad y transparencia, así como reformar el endeudado sector sanitario del país.

Por otra parte, han recalcado que entre los objetivos figuran también la creación de empleo para los jóvenes, las mujeres y otros grupos vulnerables, además de reducir la emigración de jóvenes a otros países de Europa occidental.

Organizaciones no gubernamentales han cifrado en más de 150.000 el número de bosnios que han abandonado el país en los últimos años, desilusionados con una sociedad marcada por las rivalidades étnicas y la corrupción.

Las embajadas de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania han aplaudido el acuerdo y han destacado que es fundamental para lograr una mejora de la población de Bosnia y Herzegovina, al tiempo que han pedido la formación de gobierno a nivel nacional y en la Federación de Bosnia-Herzegovina, un año después de la celebración de elecciones generales.

Contador

Para leer más