Duterte pone fin a las conversaciones de paz con los rebeldes maoístas

Rodrigo Duterte
REUTERS / ROMEO RANOCO
Actualizado 24/11/2017 6:21:56 CET

MANILA, 24 Nov. (Reuters/EP) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha puesto fin este viernes a las conversaciones de paz entre el Gobierno y los insurgentes del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), brazo armado del Partido Comunista de Filipinas (CPP).

La decisión del dirigente filipino ha tenido lugar debido al estancamiento de las negociaciones y a la falta de compromiso por parte de los rebeldes para acabar con la violencia en el país, según ha expresado el portavoz de la Presidencia Harry Roque.

"Vemos poco afortunado que los rebeldes no se hayan mostrado con total sinceridad ni se hayan comprometido de forma significativa con las negociaciones de cara al fin del conflicto", ha aseverado Roque.

"El presidente, como todos sabemos, siempre ha querido dejar un legado de paz tras su Administración. De hecho, ha andado unas millas de más en un intento por lograr este cometido", ha añadido.

Acabar con el conflicto entre el Gobierno y los maoístas --que se ha saldado hasta la fecha con unos 40.000 muertos-- figuraba entre las principales prioridades de Duterte cuando asumió el cargo en junio de 2016.

En mayo, el Gobierno canceló la celebración de las negociaciones que iban a tener lugar en Países Bajos y aseguró que perseguiría a los rebeldes.

El líder comunista filipino Jose Maria Sison ha aseverado que la decisión de Duterte no deja más remedio a la guerrilla que aumentar la violencia en las zonas rurales. El Frente Democrático Nacional de Filipinas (NDF), por su parte, ha condenado la cancelación unilateral de las conversaciones.