Ecuador/Colombia.- Los campesinos desplazados a Ecuador inician su regreso a Colombia

Actualizado 12/10/2007 19:06:12 CET

QUITO, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los campesinos colombianos desplazarse en las últimas horas al municipio ecuatoriano de Nueva Loja por la violencia que viven en la zona colombiana de la frontera volverán a sus tierras después de que una delegación ecuatoriana les convenció para que abandonar el país.

Los comisionados se reunieron, en privado, en las instalaciones del Grupo de Fuerzas Especiales 24 Rayo, para conocer los pormenores del desplazamiento. Allí la Fuerza Pública y las autoridades locales informaron los motivos que ocasionó el flujo.

Luego fueron al albergue de la Asociación de Padres de Familia del Nororiente Ecuatoriano (Apafano), ubicado a 10 kilómetros de Nueva Loja. En el interior de una choza de paja, la comisión ratificó su posición frente al desplazamiento.

"No vamos ha permitir que se realicen acciones civiles colombianas en nuestro territorio. Este es un país que tiene una política de autodeterminación", dijo Miguel Carvajal, jefe de la comisión y subsecretario de Defensa.

"Ecuador no se presta para acciones dentro del Plan Colombia, no realizará acciones combinadas con fuerzas militares colombianas y está dispuesto a evitar que los grupo irregulares instalen bases temporales o hagan uso del territorio nacional", insistió.

Pero, ofertó acogimiento y asistencia humanitaria para quienes se acojan a la figura del refugio. La posición del Gobierno no fue del agrado de los desplazados, pero no tuvieron otra alternativa que aceptarla, para evitar la deportación o exclusión masiva.

Carlos, uno de los dirigente de los desplazados, pidió al Gobierno ecuatoriano que hable con sus homólogos de Colombia. "Solicitamos que dialogue para que se respeten los Derechos Humanos en la frontera", expresó.

En el encuentro los desplazados criticaron al Gobierno de Álvaro Uribe y de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). "Son los responsables de la crisis alimentaria y la violencia que está terminando con nuestras vidas en el Putumayo", señaló una mujer.