Publicado 24/06/2021 15:51CET

EEUU anuncia medidas para "eliminar de las cadenas de suministro" productos fruto del trabajo forzado en Xinjiang

Archivo - Protesta contra China por sus prácticas contra los uigures
Archivo - Protesta contra China por sus prácticas contra los uigures - Yui Mok/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado nuevas medidas destinadas a "eliminar de las cadenas de suministro" todos los productos fruto del trabajo forzado en la región china de Xinjiang, así como acciones para responsabilizar a los promotores, en continuación de su "compromiso" para responsabilizar al gigante asiático por prácticas "crueles e inhumanas".

A través de sanciones del Departamento de Seguridad Nacional, Aduanas y Protección de Fronteras, el Departamento de Comercio y el Departamento de Trabajo, la Casa Blanca busca "garantizar que Pekín se atenga a las reglas del comercio justo como parte del orden internacional basado en normas".

Washington considera que "el trabajo forzoso patrocinado por el estado en Xinjiang es tanto una afrenta a la dignidad humana como un ejemplo de las prácticas económicas injustas" de China, además de ser una "parte integral de sus abusos sistemáticos contra la población uigur y otros grupos étnicos y religiosos minoritarios".

Unas prácticas que la Administración de Joe Biden denuncia que van más allá e incluyen "violencia sexual y detenciones forzadas a gran escala", mientras Pekín "sigue cometiendo genocidio y crímenes contra la humanidad en Xinjiang".

En este contexto, y frente a estas prácticas que "exponen a los consumidores estadounidenses a prácticas poco éticas", Estados Unidos ha sancionado a una empresa con sede en Xinjiang que habría utilizado "el trabajo forzado para fabricar productos a base de sílice", por lo que se empezará "inmediatamente" a detener los envíos.

Además, el Departamento de Comercio ha actualizado su lista de entidades y ha añadido a otras cinco por "participar en la práctica, aceptar o utilizar trabajo forzado en Xinjiang y contribuir a los abusos de los Derechos Humanos contra los uigures y otros grupos minoritarios", con lo que ya son 48 las empresas sancionadas.

Por su parte, el Departamento de Trabajo ha agregado el silicio policristalino a la 'Lista de bienes producidos por el trabajo infantil o el trabajo forzado' para poner de manifiesto "su firme respuesta a la gravedad de los actuales atropellos de los Derechos Humanos".

Esta batería de nuevas sanciones se da en el marco de la reciente cumbre del G7 en Reino Unido, en la que "las principales democracias del mundo se unieron contra el trabajo forzoso", ha destacado la Casa Blanca. Las siete potencias pidieron al Gobierno chino que muestre respeto por los Derechos Humanos y las libertades fundamentales en Xinjiang.

Contador

Para leer más