EEUU.- Bear Stearns reconoce la práctica quiebra de dos de sus fondos relacionados con hipotecas 'subprime'

Actualizado 18/07/2007 16:20:08 CET

NUEVA YORK, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El banco de inversión Bear Stearns confirmó en una carta remitida a los inversores de dos de sus 'hedge funds' que habían realizado importantes inversiones en bonos respaldados por hipotecas 'subprime' que habían perdido la totalidad o casi la totalidad del dinero invertido en los mismos.

Los dos fondos, denominados 'High-Grade Structured Credit Strategies Enhanced Leverage Fund' y 'High-Grade Structured Credit Strategies Fund', llegaron a gestionar una cartera valorada en 20.000 millones de dólares (14.507 millones de euros), en su mayor parte en obligaciones ligadas a préstamos hipotecarios 'subprime'.

En la carta remitida a sus inversores y publicada por 'The Wall Street Journal', el banco afirma que "las estimaciones preliminares confirman que efectivamente no queda valor efectivo para los inversores en el fondo Enhanced Leverage y queda muy poco valor para los inversores en High-Grade".

"A la luz de estos datos, la compañía buscará la reducción ordenada de los fondos a lo largo del tiempo. Se trata de un difícil desarrollo para los inversores en estos fondos y, ciertamente, no es característico de la gestión de Bear Stearn", añadió la compañía en su misiva.

Ambos fondos habían obtenido respectivamente préstamos por valor aproximadamente de 11.000 y 9.000 millones de dólares (7.983 y 6.531,8 millones de euros) para elevar sus 'apuestas' por este tipo de bonos, lo que motivó que no pudiera devolver las cantidades recibidas al producirse una crisis de este segmento hipotecario.

En aquel tiempo, el fondo 'High-Grade Structured Credit Enhanced Leveraged Fund' estaba valorado en unos 638 millones de dólares (463 millones de euros), y a día de hoy no tiene valor alguno. Por su parte, el mayor fondo y el menos apalancado, 'High-Grade Structured Credit Fund' tenía un valor de 925 millones de dólares (671 millones de euros) y ha perdido el 91% de su valor.

A comienzos del pasado mes de junio, la firma financiera debió hacer frente a las demandas por parte de bancos e inversores que querían recuperar su dinero, por lo que debieron vender activos de los fondos para obtener liquidez, pero ésta no fue suficiente para afrontar los pagos.