Actualizado 28/12/2015 23:37 CET

EEUU celebra el acuerdo entre Japón y Corea del Sur sobre las esclavas sexuales

HONOLULU, 28 Dic. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Estados Unidos ha celebrado este lunes el acuerdo alcanzado Japón y Corea del Sur para poner fin al problema por las denominadas 'mujeres de confort', las esclavas sexuales explotadas por militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

La consejera de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Susan Rice, ha manifestado en un comunicado el apoyo de su país a este pacto y ha confiado en su cumplimiento. "Apoyamos este acuerdo y su plena puesta en marcha y creemos que esta resolución integral es un gesto importante para la reconciliación que debería ser celebrado por la comunidad internacional", ha dicho Rice.

Los gobiernos de Corea del Sur y Japón han alcanzado este lunes un acuerdo para resolver el contencioso por las 'mujeres de confort', uno de los más espinosos en las relaciones entre ambos países y que podría quedar superado más de medio siglo después.

Con el nombre de 'mujeres de confort' se conoce a las cerca de 200.000 coreanas que fueron usadas como esclavas sexuales por la tropas japonesas durante sus campañas bélicas en el periodo colonial de Japón sobre la península coreana (1910-1945).

El acuerdo ha sido alcanzado durante un encuentro en Seúl entre los ministros de Exteriores de Corea del Sur y Japón, Yun Byung Se y Fumio Kishida, respectivamente, según han informado los medios de ambos países.

En virtud del pacto, Japón contribuirá con 1.000 millones de yenes (cerca de 7,6 millones de euros) al fondo creado para entregar compensaciones a las víctimas de abusos por parte de las tropas japonesas.

Kishida ha asegurado que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, expresa sus "condolencias y arrepentimiento sincero" por el caso de las 'mujeres de confort'. Las actuales autoridades niponas asumen, además, el "sufrimiento" causado y las "incurables heridas físicas y psicológicas".

A cambio de todos estos compromisos, el Gobierno surcoreano dará por superados los rencores pendientes de forma "irreversible", ha confirmado Yun. La presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, había descrito la cuestión de las 'mujeres de confort' como "el mayor obstáculo en los esfuerzos para mejorar las relaciones" entre los dos países vecinos.

Para leer más